Tag Archives: blog

19Dic/14

… de la agenda 2015

Agenda 2015 descargable e imprimible gratis

Si me seguís en Twitter o Facebook, sabréis que tengo al Peque en cuarentena preventiva. Por recomendación médica, está en casa conmigo desde que el pasado 15 de diciembre volvimos del hospital. Lo primero, por supuesto, es su salud y que se recupere del todo. Lleva encadenando bronquitis, bronquiolitis, neumonías y faringitis desde finales de octubre. Ya va siendo hora de ponerse bueno de una vez por todas.

Continue reading

26Sep/14

… de migrar el blog

wordpress.org

Pincha en la imagen para ver la fuente

Al final me he decidido y he hecho lo que llevaba pensando desde hace ya unos meses. He migrado el blog de wordpress.com a wordpress.org. Ya os dije que la vuelta a clase me había traído muchos frentes abiertos. Esta entrada tenía que haber salido antes que la del libro, pero los de Amazon han sido más rápidos que yo, jejeje 🙂

Continue reading

03Abr/14

… del blog (maternidad de la A a la Z)

AZ de la maternidad

Si me pongo a pensar qué cosas me ha traído la maternidad, sólo y exclusivamente, una de las primeras cosas que se me vienen a la cabeza es este blog. Si el Mediano tiene ahora cuatro años, hará unos tres que descubrí que en Internet había blogs que hablaban de maternidad. En aquel entonces, no había muchos, la verdad. O quizás es que no me atrajeran en exceso. De aquella época viene mi cariño hacia Mamá (contra) corriente, Mamá sin complejos y Una mamá española en Alemania. Seguro que las conocéis. Parecía que sólo ellas compartían mi visión de la maternidad y además me sacaban alguna risa que otra.

Por aquel entonces ya me rondaba por la cabeza la idea de abrir yo mi propio blog de maternidad. Pero, ¿qué iba a contar? ¿Quién me iba a leer? ¿A quién le podría interesar lo que yo tuviera o quisiera contar? Así que la idea de un blog quedó guardada. Sin embargo, a mí siempre me ha gustado escribir. Yo quería (quiero) ser escritora. Por eso estudié Periodismo.

Hará ya más de un año, la idea de abrir un blog volvió con fuerza a mi cabeza. No sé qué me hizo suponer que, con dos niños ya creciditos y un bebé que no tenía ni un año, iba a disponer del tiempo suficiente para dedicárselo a un blog. Recuerdo que me dije: “vale, abriré un blog. Compartiré en él mi modo de criar a mis hijos. Pero también quiero poder hablar de otras cosas. Así que cuando se me ocurra un nombre que me guste y que limite mis temas, lo abriré”. Estaba convencida de que no encontraría ese nombre. Una de las cosas que más me cuesta cuando escribo es encontrar un título que me guste.

Una mañana, mientras tendía la ropa, me vino como un fogonazo a la cabeza. Pros y contras, no hace alusión a la maternidad ni a nada, me daba carta blanca para disponer de mis temas. Además, me ofrecía un formato original de redactar las entradas. Al fin y al cabo, todo tiene dos caras, todo depende del cristal con que se mire, ¿el vaso está medio lleno o medio vacío? Total, que ese nombre fue mi pistoletazo de salida. A partir de ahí, a mirar por Internet, que si Bloger que si WordPress, que si la cuenta de correo, que si botones, que si una página de Facebook, que si una cuenta en Twitter, ¿pongo también la que tengo en Pinterest? En fin… que abrí mi propio blog.

Y una de las cosas más habituales cuando se tiene un blog es participar en carnavales para darlo a conocer. Básicamente, participé en el Viernes dando la nota, pero lo dejé. Me sirvió para conocer blogs estupendos que aún hoy sigo leyendo cuando tengo un rato.

Y luego, un día, me dice Vero (Trimadre a los 30) por Twitter que está preparando algo especial y que le gustaría contar conmigo. ¿Una trimadre pidiendo un favor a otra trimadre? ¡No podía decirle que no! Así que ahí me metí, de lleno, en el Diccionario de la maternidad de la A a la Z. Una iniciativa impresionante como pocas. He vuelto a coincidir con blogs muy especiales para mí, he conocido a otros que ya forman parte de mi lista de lectura habitual y, sobre todo, me he emocionado y me he reído con distintos aspectos de la maternidad.

Y hoy os cuento todo esto porque hoy es el día oficial en el que acaba este carnaval maternal. En teoría no habrá más entradas sobre el #Azdelamaternidad. Ha sido todo un placer poder formar parte de este Carnaval.

CONTRAS:

  1. ¿He dicho “en teoría”? Pues sí, porque en la práctica, voy a publicar una serie de entradas de aquí a 7 días. Tengo tres razones bastante fuertes para ello: la primera es que me gustaría terminar mi propio diccionario con sus 27 letras, la segunda es que he repetido alguna letra (la P y la C, para ser exacta), la tercera es que dejé el carnaval en verano, antes de su parón oficial, y desde entonces voy retrasada con las ediciones. Me quedan unas 7 letras. Vero va a dejar abierto el Carnaval hasta el próximo día 11, así que voy a intentar terminar para esa fecha.

  2. Siempre, siempre, siempre, un contra muy grande en esto de los Carnavales es encontrar tiempo para pasarme por el resto de blogs participantes. Ya os dije que desde que el Peque requiere más mi atención, me paso por menos blogs, hago menos comentarios y eso se refleja en mi propio blog.

PROS:

  1. Ya he dicho algunos, como compartir esta iniciativa con blogs estupendos, conocer a otros blogs geniales o poder formar parte de algo tan genial.

  2. Ahora que esto se acaba, confío en poder pasarme por todos los blogs que me faltan, aunque sea fuera de tiempo.

  3. La reflexión que tengo que hacer cada vez que escribo para este Carnaval. Es un acto de introspección que siempre viene bien.

“La maternidad de la A a la Z” es un carnaval de blogs iniciado por Trimadre a los Treinta que consiste en que cada madre participante describa un sentimiento al que ha descubierto un nuevo sentido con la maternidad, o una faceta de su personalidad que desconocía antes de ser madre. El objetivo es crear en red, colaborando unas con otras, un “Diccionario de madres” con el que reírnos, emocionarnos y conocernos un poco más.
Síguelo en Twitter #AZdelamaternidad.
Si estás interesada en participar, tienes toda la información a tu disposición aquí.

24Mar/14

… de los términos de búsqueda del blog

términos de búsqueda blog

Algunas de las cosas que puedes ver cuando tienes un blog (or cierto, ésta es mi entrada número 200 😉 ) son el número de visitas que haces al día, la entrada que ha sido vista más veces e, incluso, con qué palabras (términos de búsqueda) ha llegado la gente a tu blog.

A mí me llegan cada día personas preguntándose cómo es eso de tener tres hijos, cómo hacer el masaje Shantala a un bebé, si es útil o no el biberón cuchara, qué hacer si se tiene amaxofobia, cómo montar una tarta de Peppa Pig paso a paso o cómo hacer cuadros con huellas. Como veis, todo muy relacionado con los temas que trato en el blog.

Sin embargo, algunas búsquedas no tienen absolutamente nada que ver. Siempre hay alguien que llega aquí tecleando “tetas”, buscando mujeres depilándose, conchas grandes (recordemos que fuera de España la palabra “concha” puede referirse a otra cosa 😉 ), chicas meando de pie o cómo hacer un caracolario.

Bueno, yo a mis caracoles les debo mucho. He de informaros de que siguen vivos y se han reproducido. ¡Ahora sí que tenemos un buen montón de caracoles! Con la llegada de la primavera, tenemos pensado llevarlos al parque, donde seguro vivirán más a gusto, aunque mis Trastos quieren quedarse con algunos de los que nacieron aquí en otoño. Pero, además, es que todos, todos, todos los días entra alguien al blog buscando algo relacionado con los caracoles. Preguntas como si es bueno o no tener caracoles en casa, qué pasa si ves caracoles en la pared de la cama o, incluso (mi favorita) preguntas como qué significa soñar con caracoles.

Por eso, cuando Remorada nos dijo si queríamos incluir alguna mascota en la lámina del cumpleblog #1de3y3de1, yo no me lo pensé dos veces y le pedí que dibujara un par de caracoles. Por si alguien se había preguntado qué pintaban esos simpáticos invertebrados en la lámina junto a los perros y los conejos de mis compli-cumpleblogueras.

Y, hablando de Remorada, resulta que ella también está de cumpleblog y, aunque no sabe cuál va a ser el premio, nos ha invitado a quienes tengamos un blog a contarles cuáles han sido nuestras búsquedas más graciosas. Podemos participar contándole hasta tres de ellas.

Yo no me decido y he pensado preguntaros a vosotras a ver con cuáles debería participar. Al final de esta entrada tenéis, a modo de encuesta, seis de las que yo considero más graciosas y que menos tienen que ver con aquello de lo que hablo aquí. Las tres más votadas irán directas al concurso de Remorada.

CONTRAS:

  1. Revisar todos los términos de búsqueda desde el principio. No quería que se pasase ninguno.

  2. He descubierto que WordPress no incluye aquellos que sólo se han tecleado una vez, lo que es una pena porque en ese grupo están los más graciosos. He tenido que recurrir a mi memoria.

PROS:

  1. Hacer la encuesta. WordPress da la opción de incluirla y llevo desde que abrí el blog queriendo hacer una, pero nunca encontraba la excusa. Ahora ya la tengo y espero haberme enterado bien de cómo se hace y de habéroslo puesto fácil.

  2. Pasar un rato divertido con los términos de búsqueda. Algunos son verdaderamente… ocurrentes 😉

  3. Poder participar en el cumpleblog de Remorada, que es una persona estupenda y tan bien se portó con nosotras al dejarse embaucar para hacernos la lámina conmemorativa de nuestro sorteo de cumpleblog a cuatro bandas.

Bueno, pues no me entretengo más (que bastante me he enrollado ya) y aquí os dejo con la encuesta, sólo tenéis que marcar vuestros tres términos de búsqueda preferidos. Se tarda muy poco en hacer, así que animaos a participar. Tenemos hasta final de mes para elegir nuestros tres y participar en el concurso de Remorada ¡Gracias por anticipado! 🙂

¡Ah! Por cierto, que si no tenéis blog también podéis participar porque hay dos modalidades: con blog y sin él 😉

Actualizo para informaros de que los tres términos ganadores para ir derechos al cumpleblog de Remorada han sido:

1. Meando con pedo y todo
2. ¿Qué significa soñar con caracoles?
3. Mi suegra no sabe lo que es la convivencia

Resultados de la encuesta sobre los términos de búsqueda del blog
¡Muchas gracias a todos quienes os habéis tomado un momento para hacer la encuesta! 🙂

10Feb/14

… de juntarnos 4 blogueras para celebrar nuestros cumpleblogs (#1de3y3de1)

1de3y3de1

El día 14 de febrero hará un año que este blog está creado, abierto y escrito. Y me dije a mí misma que la mejor manera de agradeceros a todos quienes pasáis por aquí vuestras visitas, vuestros comentarios, vuestras recomendaciones… era hacer un sorteo. Curiosamente, Ana de No es país para madres, Annabel de La nave del bebé y Olga de En paro biológico (que también cumplen su primer año como blogueras por estas fechas) tuvieron el mismo pensamiento.

Anita es una chica con las ideas muy claras. Tengo la impresión de que conseguirá aquello que se proponga porque ilusión, ganas y tesón no le faltan. Y si no, que se lo pregunten a SuHombre. En este año, además de abrir un blog y mantenerlo, ha conseguido convencer a SuHombre para ser papás y, no contenta con eso, también se han casado. En Venecia, nada menos, y sin las parafernalias típicas que rodean a este clase de eventos. Yo la aplaudo por ello. Nos contó su despido, su boda, nos narró su embarazo y sé que nos hablará de los progresos de Diego… en cuanto este chiquitín le deje un ratito libre, jeje…

Annabel empezó a escribir su blog con una criatura enganchada a la teta. Mi historia con ella es bastante curiosa. Todo comenzó con un post suyo sobre una mantita de actividades para V que me encantó. Le comenté y le dije que mis hijos habían tenido los mismos patucos que el suyo. Sí, me confundí o mi-vida-rodeada-de-niños-así-en-masculino me jugó una mala pasada. Tras leerla, sabía que V era una niña, pero me salió en masculino. Y otra seguidora suya me sacó los colores, acusándome de no leerla. Tras algunos comentarios cruzados, pensé en no volver a su blog. Al menos a no comentarla de nuevo. Pero es que su blog ya me tenía enganchada. Y mis dudas desaparecieron con nuestras conversaciones de Twitter. Además, Annabel hace muñequitos preciosos y otras cosas (como bolsitas). Yo estoy convencida de que es medio vampira y no duerme por las noches.

Y hablando de la red del pajarito azul, el blog de Olga lo empecé a conocer a través de algún que otro carnaval de blogs (he de reconocer que su título me llamó mucho la atención), pero a ella, a la persona maravillosa que hay detrás, le empecé a conocer a través de Twitter, especialmente las que teníamos por la noche. Y ahora resulta que con sus futuros viajes a Madrid (que ya ha empezado), quizás sea la primera bloguera que desvirtúe. A ver si podemos hacer la cuadratura del círculo porque a mí me hace mucha ilusión.

Resumiendo, una vez más a través de Twitter, de un “oye, que pronto cumplo un año de blog” pasamos al “a mí me gustaría hacer un sorteo para celebrarlo” y al “yo también lo había pensado” para, finalmente, llegar al “¿y por qué no nos juntamos las cuatro y hacemos un sorteo a lo grande?”. Grande porque nos autoconvencimos a nosotras mismas de que, siendo cuatro blogs haciendo el mismo sorteo, habría más posibilidades de que más marcas y más artesanos quisieran colaborar con nosotras. ¡Y no nos equivocamos! Pero los detalles de este sorteo que se avecina os lo contaré en otra entrada.

Por ahora, sólo os puedo decir que le estamos echando muchas ganas y mucha ilusión, que coordinar cuatro blogs para un sorteo no es nada fácil y que esperamos dejaros con la boca abierta. Y para manteneros totalmente informadas de todo lo que vamos a montar, habíamos pensado crear un hastag, así no hay excusa para no estar al tanto. Ya hemos lanzado varios tuits con él. ¿Cuál es? Pues como somos tres madres con un solo niño y yo, una madre con tres, hemos pensado en #1de3y3de1. Podéis buscarlo en Twitter y seguir todas las novedades que se aproximan.

CONTRAS:

  1. Como he dicho, somos cuatro madres, con niños, algunas con trabajo fuera de casa, otras con estudios… no podemos sentarnos a hablar tranquilamente para ponerlo todo en marcha de una sola vez. Nuestros horarios cambiantes y dependientes de los más peques de la casa nos lo impiden. Por eso, aún no hemos lanzado el súper sorteo, pero lo haremos en breve. Permenezcan atentas a sus pantallas ;-).

PROS:

  1. Cada día estoy más contenta y más orgullosa de mis amigas del 2.0. Nos entendemos, nos comprendemos, nos damos apoyo y nos ayudamos en lo que podemos. A veces un simple “¿qué tal noche ha pasado el/la peque?” vale mucho más de lo que parece y reconforta.

  2. En este sorteo, cada una hemos puesto nuestro granito de arena particular, haciendo lo que mejor sabemos o lo que podíamos en ese momento. He perdido la cuenta de todos los mensajes, mails, whatsapps y tuits cruzados que nos hemos mandado… ¡y los que nos quedan!

  3. Han sido muchos los artesanos, marcas y pequeñas o medianas empresas, gente emprendedora al fin y al cabo, que se ha lanzado a ayudarnos a preparar lo que vamos a contaros en breve. Estoy creando expectación, lo sé. ¡Esperemos no defraudaros! 😉

Porque… ¿hay algo mejor que celebrar un cumpleblog? Pues sí, ¡celebrarlo en compañía de amigas! Y desde aquí, gracias a todas (la mayoría sois mujeres, me consta) las que dedicáis unos minutos de vuestro tiempo (sí, de ése que no os sobra) a pasaros por aquí y leer las entradas que voy publicando.

23Sep/13

… de mis gatitos (y ¡sorteo!)

Gatitos2

Os he dicho que tenía peces y también caracoles. Este verano, hemos tenido hasta saltamontes, pero ya los hemos soltado en el parque, donde seguro están a sus anchas. Lo que no os he dicho es que, desde la semana pasada, también tengo gatitos. Y no, no es que el Tripadre haya superado su asco-odio a los pobres animales ni haya superado su trauma infantil. Es que mi amiga Faly del blog Yupi-pupi ha tenido el súper mega detalle de hacerme unos preciosos peluches chulísimos.

Gatitos1Se ha currado a toda la familia. Está el Tripadre, están mis tres mosqueteros y estoy yo. Y digo que se lo ha “currado” porque Faly los ha hecho a mano. Bueno, si entráis en su blog o en su Facebook (aunque también tiene Twitter), veréis las preciosidades que puede llegar a hacer. Y, como digo, es todo hecho a mano. No me digáis que no tiene mérito porque además, haga lo que haga, es todo una preciosidad.

Faly y yo nos conocimos a través de mi entrada sobre los peluches de algodón y mi búsqueda constante de los mismos por la dermatitis atópica del Mediano. Así que, como os imaginaréis, la familia de gatitos es de tela de algodón (sin pelo). De verdad que no puedo pedir más. Y, aunque me llame pesada, no puedo dejar de agradecérselo infinito.

Pero es que aún hay más. Faly es súper generosa y, junto a la familia numerosa de gatitos, ha tenido el detalle de hacerme también una mamá gata con su gatito… ¡para sortearlos aquí en el blog! Es mi primer sorteo y espero que os animéis a participar. La mayoría de los blogs sortean algo cuando llegan a cierto número de seguidores en el propio blog o en las redes sociales. Este blog es aún modesto para ello, aun así, he decidido realizar ya el sorteo por puro placer blogueril.

Gatitos_sorteo

CONTRAS:

  1. Aún no he realizado ningún sorteo, así que todo esto es nuevo para mí. Tenedme paciencia.

  2. Después de investigar un poco y ante la avalancha de participantes que espero que haya (¿verdad? ¿Verdad? ¿VERDAD? ;-)), creo que lo más fácil va a ser hacerlo a través de Facebook mediante la aplicación Easypromos. De esta manera, no habrá nadie que se quede fuera por un error de transcripción. Esto implica que, para acceder al sorteo, tendréis que darle al “Me gusta” en la página de Facebook del blog y después darle a participar. La promoción la puedes encontrar aquí o pinchando sobre la foto que pone “¡sorteo!”.

  3. Ya que estáis en Facebook, dadle un “Me gusta” también a Yupi-pupi. Comprobaré que el ganador haya cumplido este requisito antes de anunciarle.

  4. Si os gustan los muñecos de Faly, os recomiendo encarecidamente participar en este sorteo. Ella trabaja sólo por encargo, lo que significa que estos muñecos no se venden en ninguna tienda.

  5. También os pediría que me dejarais aquí un comentario después de haberos inscrito. Así controlo que estéis todos los que sois y que no se quede nadie fuera que quiera participar. Me decís que habéis seguido los pasos para participar a través de Facebook y, ya puestos, me contáis también algún pro o contra del blog y también si tenéis hijos y cuántos. Vamos a ver cuántas bi(p)madres, tri(p)madres o solteras me seguís ;-).

  6. El plazo de inscripción se abre hoy, día 23 de septiembre en el momento en que esta entrada sale publicada en el blog y terminará el lunes 30 de septiembre a las 23:59 h (hora peninsular española). Es sólo una semanita, así que no me remoloneéis :-D.

  7. El envío de la mamá gata con su gatito lo realizaré al ganador o ganadora dentro de la península. Si vives en las islas o fuera del país, también puedes participar si quieres. En dicho caso, si ganas, cuando me ponga en contacto contigo, deberás darme una dirección postal válida (un amigo, un familiar) dentro de la Península para enviártelo allí.

  8. Espero que al inscribiros en el sorteo a través de Facebook, no tenga problemas para contactar con el ganador a través de su email. Por si las moscas, me pondré en contacto con el ganador inmediatamente. Si después de una semana, no consigo contactar con él, repetiré el sorteo con los mismos pros y contras.

PROS:

  1. Estos gatitos son muy dulces y tiernos. Dan ganas de achucharlos nada más verlos.

  2. A los niños les encantan. Creedme. Lo que comprobado con mis propios ojos de madre. Mis hijos no se han separado de ellos desde que se los di y se han convertido en sus nuevos muñecos para irse a dormir.

  3. Como ya he dicho, estos muñecos están hechos de forma artesanal en España.

  4. El tejido es 100% algodón.

  5. Están rellenos de fibra hueca siliconada (que es la que llevan también las mejores almohadas).

  6. Están pintados con pincel a mano alzada sin plantilla. Lo que garantiza que cada muñeco es único e irrepetible.

  7. En sus creaciones, Faly utiliza pinturas especiales para tejidos (marca Pébéo Setacolor opaco).

  8. Están hechos con mucho cariño.

  9. Son lavables y se pueden planchar si fuera necesario.

  10. Anunciaré al ganador o ganadora a través de Facebook el fin de semana siguiente a la finalización del sorteo. Estad atentos y responded rápidamente a mi correo si resultáis ser el ganador. Recordad que si la persona que gane no me respondiera en el plazo de una semana tras el resultado del sorteo, lo tendría que repetir.

  11. Por supuesto, también podéis seguirnos a cualquiera de las dos implicadas en este sorteo a través del blog, Twitter o Google+. Pero eso ya no es imprescindible, aunque nos alegraría un montón ;-).

Ya sólo me queda animaros a participar y recordaros que el sorteo se hace a través de Facebook.

07Sep/13

… del horario de invierno

Horario de invierno

Ha llegado el final del verano. Bueno, un meteorólogo no diría eso, pero mi fin estival viene marcado por la vuelta al cole. Mis hijos vuelven a clase la semana que viene. Esto implica varias cosas: la inevitable vuelta a la rutina (con sus horarios y demás carreras), pasar de estar 24 horas con todos mis hijos a pasarlas sólo con el Peque y ver a los otros dos sólo por la tarde-noche, la llegada del otoño (mi estación favorita, ¿soy yo o ya casi huele a magdalenas de calabaza?), el fin del calor (¡por fin!, qué mal llevo las altas temperaturas) y un montón de compromisos familiares que nos llegan entre finales de septiembre y octubre y que ya no acabarán hasta finales de enero (ya os conté que la familia del Tripadre es muy grande).

Respecto al blog, como podéis ver, sigue como antes del verano. No hay ningún cambio apreciable a simple vista. De haberlos, vendrán con la caída de las hojas. Sin embargo, en la entrada sobre el horario de verano, dije que iba a pasar de publicar entradas diarias a publicar tres o cuatro a la semana porque, con los niños en casa, el tiempo no me iba a dar para más. Y de hecho, así ha sido. Aunque he seguido leyendo los blogs que me encantan, poco tiempo he tenido para poder comentarlos. Y el poco que he conseguido arañar, lo he empleado en contestar vuestros comentarios en mi blog. Y aún así, creo que aún hay algunos por contestar. Lo haré en breve, no os preocupéis, porque me encanta leer vuestras opiniones y contestaros.

Pero a lo que iba, que me lío. El caso es que el hecho de publicar días alternos me ha dado un respiro con el blog. Como bien dice En paro biológico, empezamos a escribir el blog porque nos divierte, nos distrae, nos aporta cosas y quienes lo escribimos esperamos aportar algo también a quienes nos leéis. Y he llegado a la conclusión de que escribir a diario haría que el blog se convirtiera en una obligación y entonces perdería su sentido, al menos para mí.

Cierto es que nadie me impuso al principio escribir a diario, lo hice porque tenía ganas de escribir todos los días. Pero ahora el Peque es algo mayor, anda, se sube y se baja del sofá él solo, ordena el salón a placer… es decir, requiere más mi atención. Además, he abierto un canal en YouTube y hacer los vídeos, aunque me encanta y me lo paso genial, también me quita tiempo para otras cosas. Así que creo que lo mejor va a ser continuar con las tres o cuatro entradas semanales. Seguiré el ritmo de publicar los lunes, miércoles y viernes. Sin embargo, mientras dure el Carnaval de la Maternidad de la A a la Z, las del miércoles pasarán al jueves y, probablemente, las del viernes al sábado. Y, bueno, siempre os podéis suscribir para recibir las entradas cómodamente en vuestro email independientemente del día que las publique ;-).

Si me apetece volver a publicar a diario, volveré a hacerlo. Si veo que así está bien, así seguiré. Si veo que aún así no llego, reduciré las entradas semanales. Ya os iré contando.

CONTRAS:

  1. Sé que hay gente a la que le encantaba que publicara todos los días. Espero que comprendan mis razones.

PROS:

  1. Independientemente del número de entradas, lo que es seguro que habrá entradas todas las semanas. Y, a ser posible, un vídeo también.

  2. Podéis encontrarme a diario en Facebook, Google+ y Twitter.

  3. La vuelta al cole es dura para todos, hijos y padres. Me gusta pensar que si a mí se me hace complicado sacar tiempo para escribir, a vosotros también os cuesta sacar tiempo para leer. En fin, quien no se consuela es porque no quiere, jejeje :).

  4. Al reducir las entradas, espero también disponer de más tiempo para disfrutar de mis blogs favoritos. ¿Cuáles? Pues los que aparecen en la columna de la derecha, por ejemplo ;-).

  5. Esta nueva etapa, en la que ya nos vamos conociendo, espero poder sorprenderos. Y hasta ahí puedo leer (música de suspense).

Ahora os toca hablar a vosotras. ¿Me acompañáis en la vuelta al cole? 😉

14Mar/13

… de un mes de blog

Hoy hace justo un mes que abrí el blog. Me lancé a la piscina dejando atrás mis miedos. No tenía ni idea de blogs, entradas, comentarios o cualquier cosa que se le pareciera. Es verdad que había seguido blogs (y aún los sigo), pero siempre desde un reader. No solía comentar, por muy de acuerdo o muy en contra que estuviera de aquello que leía. Tenía la impresión de que era un pensamiento pequeño que no interesaría a nadie, así que no comentaba.

Desde hace un mes, estoy aprendiendo a pasos agigantados. ¡Incluso he aprendido a usar Twitter! Un hurra por mí, por favor, que no sabéis lo que me ha costado aprenderme eso del hastag. Las primeras semanas las pasé intentando aclararme sobre cómo publicar una entrada. Poniendo bonito el blog con la plantilla que había elegido. Añadiendo y poniendo widgets. ¡Widgets! Que no los había oído en la vida, pues, hale, ya soy una experta… o eso creo, jajaja… aún estoy aprendiendo. No voy a engañaros.

Recapitulando, he aquí mis contras y pros. ¿Listos? ¿Preparados? Pues allá vamos.

CONTRAS:

  1. La obsesión. Ay, todo el día mirando cuántas visitas ha recibido el blog y si alguien ha comentado y qué ha comentado. Nota mental, tomármelo con más calma. Y ponerme al día con la lavadora.

  2. Los temas. Me levanto por la mañana y pienso sobre qué podría escribir. Una vez decidido el tema, sigo dándole vueltas. ¿Y cómo lo hago? ¿Cómo lo enfoco?

  3. Releyendo las entradas desde la primera (vamos, vamos, no son tantas…) me he dado cuenta de que me quedan muy serias, muy formales. Yo no es que sea un chiste andante, pero tampoco pienso que sea así. Creo que debería relajarme un poco, ser más yo misma.

  4. Lo despacio que va todo. Al publicar mi primera entrada, tampoco esperaba un aluvión de visitas o comentarios, van llegando poco a poco. Mejor, así no se me atraganta el éxito 🙂

  5. Empollarme el manejo de Twitter, WordPress y demás. No es que sea algo difícil, pero las cosas hasta que no se conocen se hacen un mundo, ¿no os pasa? Aunque ahora que lo pienso, esto podría ser un pro porque ahora sé usarlos y conozco el significado de #FF.

PROS:

  1. He aprendido el valor de los comentarios. Me gusta recibirlos en mis entradas. Así que he decidido participar en otros blogs. Blogs que, por otra parte, sigo desde hace tiempo, aunque haya sido en la distancia.

  2. Nuevos blogs. Desde los antiguos y desde el Twitter, he dado con otros blogs que también me interesan. Hay gente estupenda por ahí y yo me la estaba perdiendo.

  3. Mi blog me ayuda a poner en orden mis pensamientos. Teniendo en cuenta el ajetreo que tengo todo el día, un ratito para pensar no me viene nada mal.

  4. Empiezo a tener mirada de blogger. Ahora todo es susceptible de ser tema para una entrada.

  5. Sigo siendo anónima y me gusta. La existencia del blog sólo la conoce mi marido y me encanta que sea así. De esta manera, no hay presiones.

  6. Primer mes, 10 seguidores. Bueno, 10 oficiales, porque me gustaría creer que hay gente que me lee sin hacerse seguidor de mi blog, al igual que yo era seguidora en la distancia de otros tantos.

  7. Compartir mis experiencias con los demás. Y ver que no soy la única a la que le pasan determinadas cosas. Aquí quien no se consuela es porque no quiere.

Así que, después de contaros todo esto, estoy dispuesta a ir a por otro mes más. Con todas mis ganas. A pesar de la lavadora. ¿Me seguís? Tengo mucho que contar 😉

14Feb/13

… de escribir un blog

Lo he pensado mucho, mucho. ¿Escribo un blog o no? ¿Tendré tiempo y dedicación o no? ¿Me pica la nariz o es un estornudo? ¿Blogger o WordPress? Después de pensarlo mucho, al final me he decidido a escribir un blog personal. Ésta ha sido mi lista de pros y contras para ello:

CONTRAS:

  1. Te haces público. Tú, como tú (no como trabajador, madre, padre, hijo, amigo, sino como tú mismo), le das a todo aquel que quiera leerte la posibilidad de entrar en tus pensamientos más profundos que puedes haber compartido con la gente de tu entorno o no. Genial si eres algo tímido, ¿no?

  2. Si alguien te conoce personalmente y te lee, puede molestarse o no por aquello que escribes o cómo lo escribes. Especialmente si el post trata sobre esa persona. Me temo que aquí hay dos opciones: o te lo callas o tienes que mentalizarte para que esas futuras discusiones no te afecten. Yo aún no me he decidido (nota mental: hacer lista de pros y contras). Todos sabemos que en cada historia hay dos versiones, la propia y la ajena y todos creemos que la propia es la que vale. Quien no lo piense así que tire la primera piedra. A mí no, a ser posible.

  3. Te impones una rutina para escribir. Es obvio que esto no es un diario, pero si se trata de un blog personal hay que escribir a menudo. Si no, el blog cae en desuso, se marchita, muere y al final pasa a formar parte de la web-basura de Internet. ¿Alguien sabe qué pasa con toda esa información y datos perdidos por Internet? ¿Se acabarán juntando como los robots de Will Smith? ¿Nos acabarán gobernando como en Matrix?

PROS:

  1. Tienes un sitio donde desahogarte. Todos tenemos a alguien que nos escuche, que nos dé la razón o nos la quite. Pero aquí se trata de gente anónima que decide libremente si le apetece o no. También te puede mandar a la mierda libremente. Cosas de Internet.

  2. Puedes conocer a gente afín a ti y a tus circunstancias. Hay quien se hace pareja por la web, amigos se supone que también. Enemigos seguro.

  3. Escribes sobre lo que te dé la gana. Así, sin imposiciones. Libre albedrío.

  4. Me gusta escribir. Así, en general.

Llegados a este punto, creo que los pros ganan. Conclusión: me decido a escribir un blog. Entro de lleno en el mundo blogístico sin paños calientes. Aún quedan flecos, lo sé. Esto irá tomando forma durante la marcha. Cruzo los dedos. Me apetece escribir un blog. Punto pelota.