Tag Archives: algodón

07Oct/13

… del sorteo de los gatitos (¡y ganadora!)

Ganadora y suplentes del sorteo de los gatitos Yupi-pupi

Ganadora y suplentes del sorteo de los gatitos Yupi-pupi

Quiero empezar esta entrada dando las gracias a todos quienes parcipásteis en el sorteo que con tanta ilusión habíamos preparado Faly y yo. Cuando decidimos hacerlo, ni ella ni yo nos imaginábamos que ibais a ser tantos. La semana del sorteo la vivimos con emoción, con mensajes que iban y venían en plan “¿estás sentada? ¡Ya vamos por 20!” o “No te lo vas a creer… ¡pero ya pasan de 90!”. En total, fuisteis 94. Nos quedamos rozando las tres cifras. Y con vuestro pequeño gesto y vuestra participación nos hicisteis a las dos muy felices. Por todo ello, mil gracias.

El sábado publiqué la ganadora del sorteo de los gatitos de Yupi-pupi junto a las suplentes a través de Facebook. La afortunada ha sido Concepción y podéis ver el certificado oficial del sorteo aquí o pinchando sobre la imagen que encabeza esta entrada de hoy. Ya le he mandado un correo dándole la noticia y estoy a la espera de que conteste. De no ser así, el próximo sábado tendría que pasarle el premio a la primera suplente.

Pero este sorteo, gracias a que os tomasteis la molestia de contestar a mis preguntas, me ha servido también para aprender mucho de vosotros, mis lectores. Lo primero, que casi todas sois mujeres. Así que espero que los hombres en la sala sepan disculparme a la hora de usar el femenino genérico ;-).

También me he dado cuenta de los temas que más os interesan. Por ejemplo, yo pensaba que no habría nadie interesado en saber si uso tal o cual crema o cómo quito las manchas en la ropa de mis hijos. Pues parece ser que me equivocaba. Así que, aunque no será la tónica general, me permitiré tratar esos temas de vez en cuando.

Además, me he dado cuenta de que no he hablado de algo tan obvio como los juguetes de mis hijos. No me refiero a aquellos que hacemos nosotros mismos mediante manualidades, si no a los que les compramos por sus cumpleaños o los que les traen los Reyes Magos. También le pondré remedio a esto.

Por otra parte he visto que me seguís bastantes (futuras) embarazadas. Así que he pensado he hablar de más cosas sobre bebés. Y, curiosamente, también habéis sido bastantes las que me habéis preguntado sobre mis trucos para la casa. Bueno, pues de esto también sé un poco. Así que los compartiré con vosotras :-D. Y como esto, otras tantas cosas que iré tratando en el blog a partir de ahora.

CONTRAS:

  1. Todos los preparativos que conlleva un sorteo. Como yo no había hecho ninguno antes, no tenía ni idea. Lo primero, fue decir cómo iba a hacerlo. Yo me decanté por Easypromos (ya os conté mis razones, así que no me repito) y no me arrepiento. Sólo de pensar en tener que escribir uno por uno a los 94 participantes con el riesgo de que se me olvidara alguno me da sudores fríos.

  2. No tener premios para todos los participantes.

PROS:

  1. Aprender mucho sobre vuestros intereses para completar los temas del blog.

  2. La ilusión que hemos tenido Faly y yo. Espero que compartida por todas las participantes.

  3. El regalo que una de vosotras se lleva a casa.

De nuevo, y aunque me llaméis pesada, muchas gracias a todas para participar. Quien sabe, a lo mejor nos habéis dado alas a Faly y a mí y volvemos a sorprenderos dentro de poco ;-)…

23Sep/13

… de mis gatitos (y ¡sorteo!)

Gatitos2

Os he dicho que tenía peces y también caracoles. Este verano, hemos tenido hasta saltamontes, pero ya los hemos soltado en el parque, donde seguro están a sus anchas. Lo que no os he dicho es que, desde la semana pasada, también tengo gatitos. Y no, no es que el Tripadre haya superado su asco-odio a los pobres animales ni haya superado su trauma infantil. Es que mi amiga Faly del blog Yupi-pupi ha tenido el súper mega detalle de hacerme unos preciosos peluches chulísimos.

Gatitos1Se ha currado a toda la familia. Está el Tripadre, están mis tres mosqueteros y estoy yo. Y digo que se lo ha “currado” porque Faly los ha hecho a mano. Bueno, si entráis en su blog o en su Facebook (aunque también tiene Twitter), veréis las preciosidades que puede llegar a hacer. Y, como digo, es todo hecho a mano. No me digáis que no tiene mérito porque además, haga lo que haga, es todo una preciosidad.

Faly y yo nos conocimos a través de mi entrada sobre los peluches de algodón y mi búsqueda constante de los mismos por la dermatitis atópica del Mediano. Así que, como os imaginaréis, la familia de gatitos es de tela de algodón (sin pelo). De verdad que no puedo pedir más. Y, aunque me llame pesada, no puedo dejar de agradecérselo infinito.

Pero es que aún hay más. Faly es súper generosa y, junto a la familia numerosa de gatitos, ha tenido el detalle de hacerme también una mamá gata con su gatito… ¡para sortearlos aquí en el blog! Es mi primer sorteo y espero que os animéis a participar. La mayoría de los blogs sortean algo cuando llegan a cierto número de seguidores en el propio blog o en las redes sociales. Este blog es aún modesto para ello, aun así, he decidido realizar ya el sorteo por puro placer blogueril.

Gatitos_sorteo

CONTRAS:

  1. Aún no he realizado ningún sorteo, así que todo esto es nuevo para mí. Tenedme paciencia.

  2. Después de investigar un poco y ante la avalancha de participantes que espero que haya (¿verdad? ¿Verdad? ¿VERDAD? ;-)), creo que lo más fácil va a ser hacerlo a través de Facebook mediante la aplicación Easypromos. De esta manera, no habrá nadie que se quede fuera por un error de transcripción. Esto implica que, para acceder al sorteo, tendréis que darle al “Me gusta” en la página de Facebook del blog y después darle a participar. La promoción la puedes encontrar aquí o pinchando sobre la foto que pone “¡sorteo!”.

  3. Ya que estáis en Facebook, dadle un “Me gusta” también a Yupi-pupi. Comprobaré que el ganador haya cumplido este requisito antes de anunciarle.

  4. Si os gustan los muñecos de Faly, os recomiendo encarecidamente participar en este sorteo. Ella trabaja sólo por encargo, lo que significa que estos muñecos no se venden en ninguna tienda.

  5. También os pediría que me dejarais aquí un comentario después de haberos inscrito. Así controlo que estéis todos los que sois y que no se quede nadie fuera que quiera participar. Me decís que habéis seguido los pasos para participar a través de Facebook y, ya puestos, me contáis también algún pro o contra del blog y también si tenéis hijos y cuántos. Vamos a ver cuántas bi(p)madres, tri(p)madres o solteras me seguís ;-).

  6. El plazo de inscripción se abre hoy, día 23 de septiembre en el momento en que esta entrada sale publicada en el blog y terminará el lunes 30 de septiembre a las 23:59 h (hora peninsular española). Es sólo una semanita, así que no me remoloneéis :-D.

  7. El envío de la mamá gata con su gatito lo realizaré al ganador o ganadora dentro de la península. Si vives en las islas o fuera del país, también puedes participar si quieres. En dicho caso, si ganas, cuando me ponga en contacto contigo, deberás darme una dirección postal válida (un amigo, un familiar) dentro de la Península para enviártelo allí.

  8. Espero que al inscribiros en el sorteo a través de Facebook, no tenga problemas para contactar con el ganador a través de su email. Por si las moscas, me pondré en contacto con el ganador inmediatamente. Si después de una semana, no consigo contactar con él, repetiré el sorteo con los mismos pros y contras.

PROS:

  1. Estos gatitos son muy dulces y tiernos. Dan ganas de achucharlos nada más verlos.

  2. A los niños les encantan. Creedme. Lo que comprobado con mis propios ojos de madre. Mis hijos no se han separado de ellos desde que se los di y se han convertido en sus nuevos muñecos para irse a dormir.

  3. Como ya he dicho, estos muñecos están hechos de forma artesanal en España.

  4. El tejido es 100% algodón.

  5. Están rellenos de fibra hueca siliconada (que es la que llevan también las mejores almohadas).

  6. Están pintados con pincel a mano alzada sin plantilla. Lo que garantiza que cada muñeco es único e irrepetible.

  7. En sus creaciones, Faly utiliza pinturas especiales para tejidos (marca Pébéo Setacolor opaco).

  8. Están hechos con mucho cariño.

  9. Son lavables y se pueden planchar si fuera necesario.

  10. Anunciaré al ganador o ganadora a través de Facebook el fin de semana siguiente a la finalización del sorteo. Estad atentos y responded rápidamente a mi correo si resultáis ser el ganador. Recordad que si la persona que gane no me respondiera en el plazo de una semana tras el resultado del sorteo, lo tendría que repetir.

  11. Por supuesto, también podéis seguirnos a cualquiera de las dos implicadas en este sorteo a través del blog, Twitter o Google+. Pero eso ya no es imprescindible, aunque nos alegraría un montón ;-).

Ya sólo me queda animaros a participar y recordaros que el sorteo se hace a través de Facebook.

26Abr/13

… del peluche de algodón

Peluche natural.

Peluche natural.

Mi hijo Mediano tiene piel atópica. Esto significa que toda la ropa ha de ser de algodón para evitar los dichosos granos. Pero no sólo la ropa, también están incluidos los juguetes. Con todos los peluches que tenía el Mayor, no le sirvió ni uno porque todos eran, en mayor o menor medida, de poliéster. Y, de la misma forma que encontrar prendas sólo de algodón es relativamente fácil, encontrar un muñeco de este material puede convertirse en una ardua cruzada.

Fue en su primer cumpleaños cuando se encontró, al fin, con dos peluches de algodón. Un perro azul y su osito polar, con el que aún hoy se va a la cama todas las noches. Al ser de algodón, ya no hay problema de que lo abrace y se lo arrime porque no provocará alergias en su piel. Encontrarlos fue toda una odisea porque cuando preguntabas por ellos te miraban con cara rara. Como si estuvieras pidiendo peras al olmo. Pero bueno, esto fue hace tres años y medio.

Según dicen los médicos, cada año se incrementa el número de niños atópicos, aunque siguen sin saber a qué es debido. Con el Peque, tengo la mosca tras la oreja. Ningún pediatra ni enfermera nos ha sabido decir a ciencia cierta si es o no atópico. Le salen algunos granitos de vez en cuando que se van como vienen, nada que ver con las ronchas que tuvo el Mediano. Puede ser, simplemente, dermatitis, muy común entre los bebés.

Pero, ante la duda, y teniendo ya un niño atópico en la familia, por el cumpleaños del Peque, también decidimos regalarle un muñeco de algodón al que pudiera aferrarse sin temor en sus ratos de juego o sueño. La tienda donde encontramos los de su hermano no nos valía, pues no queríamos que fueran dos muñecos iguales. Algunos pensaréis que podríamos haberlos comprado de otro color. Nosotros también barajamos esa idea… hasta que vimos que no había oferta de colores para esos muñecos.

Pregunté a amigos, a familia, lancé la pregunta en Twitter y Facebook e investigué por internet. Pero nada. Nadie sabía dónde vendían esos seres extraños que yo me empeñaba en llamar “peluches de algodón”. Y en internet, lo único que encontré fueron muñecos hechos a mano que se nos escapaban del presupuesto.

Al final, tras mucho buscar y estando ya a punto de tirar la toalla, dimos con éste simpático amiguito. ¿De algodón? Pues no lo sé. La ardilla venía en una súper caja en la que se podía leer, en letras bien grandotas, “100% natural”. Me acerqué, cogí la caja y empecé a buscar la composición del muñeco porque ¿qué significaba exactamente cien por cien natural? Tras cinco vuelta a la caja sin encontrar lo que buscaba, una dependienta tuvo a bien apiadarse de mí y vino a ayudarme. Miró la caja, miró la etiqueta del muñeco e incluso miró el papelito con las ¿instrucciones? que venía dentro. Y nada, a parte de que era muy natural todo, no encontramos los materiales concretos de los que estaba hecho el peluche.

Al final, lo compramos y se lo regalamos. Ahora le va un poco grande, pero mi niño crecerá y podrá manejarlo sin problema. Sin embargo, si un día le salen granitos, no me va a quedar más remedio que sospechar del muñeco.

CONTRAS:

  1. No entiendo cómo es tan difícil encontrar peluches de algodón. Sobre todo, teniendo en cuenta que el número de niños atópicos crece cada año.

  2. La desinformación que existe al respecto. Tener la piel atópica es una alergia equiparable a ser celíaco o no tolerar el huevo. Cuando digo “atópico” no estoy hablando en un idioma extranjero.

  3. La desidia de algunas tiendas. Entro y pregunto si tienen muñecos de algodón, se entiende que si los hay, al menos uno me voy a llevar, pagando, que no busco que me lo regales. Y la respuesta de la/el dependiente es: “ahí están los peluches, mírales la etiqueta”, señalando a un armario entero lleno de muñecos. Cariño, acabas de perder una clienta. Es más, acabas de perder bastantes porque entiendo que no soy la única madre que está buscando este producto. Vale que tiene una características especiales, pero si eres un poco avispado, puedes explotar ese mercado. Ley de la oferta y la demanda, ¿te suena?

  4. Igualmente, me parece fatal que no ponga exactamente de qué material está fabricado un producto. Por muy natural que sea, eso a mí no me vale. Quiero saber el material y la proporción que se usó para fabricarlo. ¿Qué pasa si mi hijo es alérgico al algodón? Sí, ya sé que suena muy raro, pero ¿alguien puede asegurarme al cien por cien que no hay nadie en todo el planeta que sea alérgico al algodón? Alergias más extrañas hay por ahí.

  5. Es un rollo tener que andando siempre la etiqueta. Primero de la ropa y después de los peluches.

PROS:

  1. Al final encontré el peluche. Espero que se rompa porque como tenga que salir a buscar otro me van a dar los siete males.

  2. Al igual que pasó con la tarta, mi Peque aún es pequeño para enterarse de qué va esto. También le pasó al Mediano. Pero, al igual que el Mediano se fue encariñando con su osito a medida que crecía, espero que el Peque se encariñe de su ardilla con el tiempo.

Cuando nace un niño, comprarle ropa de algodón parece lo más lógico. La composición de los muñecos es igual de importante. Creo que algunos fabricantes deberían tomar nota. Como ya he dicho, es un mercado aún por explotar.