Carta abierta a mi Mediano (14 años)

Carta abierta Mediano (14 años)

Queridísimo Mediano:

Llego tarde a esta carta abierta de tu cumpleaños, pero sé que sabrás disculparme porque siempre lo haces con la mejor de tus sonrisas. Ya eres todo un adolescente, sin el pre delante, y eso me maravilla y me atemoriza a partes iguales. Me maravilla ver en el adulto en el que te estás convirtiendo porque tienes una magnífica personalidad. Pero me da miedo ver todos los peligros que te rodean ahora que estás empezando a salir más con tus amigos.

Sigues siendo ese niño de ojos grandes, dulce sonrisa y suaves rizos. También sigues siendo algo tímido, aunque ya no vengas corriendo a abrazarte a mis piernas cuando el mundo te supera. Eso me reconforta. Ver lo mucho que has crecido, en todos los sentidos, sigue maravillándome cuando me paro a pensarlo.

Y no sé si es porque eres el hermano mediano, pero creo que muchas veces percibes las situaciones de manera distinta a tus hermanos. Entonces das un paso adelante y dices: «yo voy». Aunque otras veces prefieres quitarte de en medio, creo que es porque eres capaz de ver que la situación no va a acabar muy bien. Y eso me demuestra lo mucho que has madurado.

También estás empezando a buscar tu sitio. Veo que quieres ver qué te define y probar nuevos retos. Solo te hace falta un poco de constancia porque parece que tienes prisa para todo y, a veces, los resultado tardan en verse o en llegar. Pero sé que, en cuanto entiendas esto, vas a ser imparable.

Queridísimo Mediano, disfruta de tus catorce años. Sigue soñando a lo grande, nunca dejes de esforzarte y, sobre todo, continúa disfrutando de la vida como solo tú sabes hacerlo.

Te quiero hasta donde acaban los números. Siempre.

Feliz cumpleaños, hijo.

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.