… de mis 5 comidas rápidas y socorridas con pollo asado

5 comidas rápidas y socorridas con pollo asado

A veces las comidas y las cenas pueden ser un fastidio. Pensar qué hacer de comer, que les guste a todos, que sea lo más equilibrado posible… Vamos, seguro que tú, como yo, te has visto en más de una ocasión en esta tesitura. Pero yo tengo un as bajo la manga. Me encanta asar pechugas de pollo y usarlo en otras comidas. Y eso voy a compartir hoy contigo: mis 5 comidas rápidas y socorridas con pollo asado.

Puedes asar un pollo entero, claro, pero las pechugas se hacen antes, no tienen huesos y si las compras sin piel, pues tampoco pierdes tiempo quitándosela luego. Así, solo tienes que poner en la bandeja de horno un par de pechugas (o más, eso ya a tu elección), salpimentarlas y meterlas en el horno unos 40 minutos a unos 180º C. Cuando estén listas, sácalas y déjalas enfriar. Y, cuando estén a temperatura ambiente, deshiláchalas (es decir, haz tiras con ellas) con un par de tenedores o tus mismos dedos. Y ya las tienes listas para estas cinco comidas:

① Rollo de pollo y vegetales

En casa nos encanta a todos poner el pollo asado en una tortilla mexicana con trocitos de tomate fresco y lechuga. Para sazonarlo, puedes añadirle mayonesa, yogur natural o un simple (pero espectacular) chorrito de limón.

② Pollo asado sin más

El Mayor, al que no le gustan los rollos vegetales, se come el pollo asado tal cual. Lo puedes acompañar de ensalada o de patatas fritas, por ejemplo.

③ Pollo asado con verduras

Si a la vez que metes el pollo en el horno lo acompañas con verduras (berenjenas, brócoli, calabacines, zanahorias, cebollas…), tendrás una cena o comida sin haber hecho apenas nada en la cocina. Sino, siempre puedes cocerlas en el microondas o saltearlas en la sartén y acompañar al pollo que ya tengas asado de antes.

④ Arroz con pollo

Sí, tienes que hacer el arroz («arroz amarillo» lo llaman mis Trastos en casa), pero en vez de servirlo tal cual, añádele al final el pollo asado. Un gran cambio sin apenas esfuerzo.

⑤ Empanadillas de pollo

Mezcla el pollo asado con salsa de tomate y redúcelo un poco para que no quede muy líquido. Rellena unas obleas de empanadillas y al horno (en casa siempre usamos el horno para las empanadillas y así evitamos los fritos).

5 comidas rápidas y socorridas con pollo asado

CONTRAS:

  1. Para cualquiera de estas recetas, hay que planear con tiempo asar el pollo. Pero el horno trabaja solo. Mini punto para el horno.

PROS:

  1. El pollo asado, una vez que sale del horno y adquiere temperatura ambiente, se puede congelar. Aprovéchate y, cuando enciendas el horno, haz una buena tanda de pechugas asadas. Mismo esfuerzo, más comida de reserva. Eso sí, acuérdate de sacarlo antes para poder usarlo en la cocina.

  2. Desde que empecé a asar las pechugas de pollo, cada vez se me ocurren más ideas para usarlo en las comidas. Es muy útil tener algo ya preparado a lo que poder echar mano rápidamente.

  3. A mí, estas pechugas asadas me han salvado la cena o la comida más de una vez. Ahora que empieza a hacer menos calor y que parece que no da tanta pereza encender el horno, te aseguro que me va a volver a salvar alguna cena más de una noche.

¿En qué otras comidas usarías este pollo asado?

¿Te apuntas al boletín mensual?

Recibe un resumen de las entradas y ¡un regalo cada mes!

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.