… de los cambios en el blog

 

Cambios en el blog

Habrás notado que el blog está diferente. El jueves pasado por la tarde, ocurrió algo inesperado y frustrante. No era mi intención, pero soy patosilla y, aunque me manejo con los ordenadores, lo cierto es que es una relación de amor-odio. Y la semana pasada le di, sin querer, al botón que no debía, lo que me obligó a hacer cambios en el blog.

Llevaba ya un tiempo dándole vueltas a cambiar la plantilla, pero quería hacerlo despacio, a mi ritmo y sin prisas ni agobios. De vez en cuando, me ponía a mirarlas y miraba si podrían encajar con lo que yo tenía en mi cabeza. Nunca había pasado nada, pues lo hacía con cuidado. Pero, ay, el jueves, sin darme cuenta, le di al botón de «instalar» y cambié la plantilla de mi blog.

Inmediatamente volví a instalar la que tenía antes, pero había perdido un montón de cosas. No me refiero al contenido, sino a cosas más superfluas pero que hacían bonito el blog: el color del título de las entradas, la distribución del contenido de las columnas… y ese tipo de cosas.

El corazón me iba a mil por hora. Pero en ese momento solo podía tirar hacia delante. Ahora sí que podía cambiar la plantilla y buscar otra más actualizada. Así que me pasé toda la tarde buscando, mirando, probando, ajustando… Ya por la noche, encontré una que me gustaba más.

El viernes lo pasé entero ajustando la plantilla para que estuviera tal como ahora la ves. Yo estoy satisfecha porque se parece bastante a lo que yo llevaba pensando desde hacía meses. Y creo que ha quedado un diseño bastante limpio y claro. Aún me quedan pulir algunos temas y reordenar otros, pero en general, me gusta bastante el resultado. ¿Y a ti?

CONTRAS:

  1. El desajuste. El viernes tenía pensado publicar una entrada y, en su lugar, tuve que emplear el tiempo buscando plantillas que le vinieran bien al blog.

  2. La presión. Quería tenerlo todo listo para el fin de semana, ya no solo por no perder visitas, sino también porque, en casa con los niños, poco tiempo iba a poder dedicar a arreglar el desbarajuste. Y el lunes quería publicar una entrada y no tener el blog cerrado. Iba a ser ya demasiados días.

  3. Volver a configurarlo todo y buscar cómo resaltar los títulos y otras cosas por el estilo.

PROS:

  1. Mi error me obligó a lanzarme y cambiar la plantilla. Algo que no había hecho hasta ahora en parte por falta de tiempo y en parte por indecisión.

  2. Al tener que pensar en el diseño de la nueva plantilla, también me he dado cuenta de que el blog ha evolucionado. Por ejemplo, antes hablaba de bebés porque el Peque era un bebé. Ahora ya no porque tiene 5 años y no quiero que el blog se quede estancado en esa etapa. Y con esto soy consciente de que estoy renunciando a un montón de visitas, pero no me importa.

  3. Confío en que la nueva plantilla se adapte mejor a otras posibles mejoras que quiera introducir en el blog más adelante.

¿Te gusta el nuevo diseño del blog?


[google-translator]

¿Te apuntas al boletín mensual?

Recibe un resumen de las entradas y ¡un regalo cada mes!



2 thoughts on “… de los cambios en el blog

    1. Muchas gracias, me alegra que te guste. El viernes lo pasé basante mal porque no encontraba la plantilla que se ajustara a lo que yo quería y, después, tuve que organizarlo todo con prisass. No tenía muy claro si habría hecho bien…

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.