… de hacer un gusano con calcetines

Gusano con calcetines. Manualidad para niños

El año pasado hicimos en casa muñecos de nieve con calcetines y mis Trastos se lo pasaron genial. Además, jugaron mucho con estos muñecos y yo di salida a un montón de calcetines desparejados que tenía por casa. Así que, con esta experiencia, se me ocurrió que también podría ser buena idea hacer un gusano con calcetines.

Igual que con los muñecos de nieve, puedes usar cualquier calcetín viejo o desparejado que tengas por casa. Pero la diferencia es que no tiene por qué ser blanco. Usa cualquier calcetín, sea del color que sea. Además, creo que es más fácil para los peques porque no hay que hacerle mucho al calcetín para conseguir a nuestro gusano.

Los materiales son bien sencillos:

• un calcetín

• un hilo fuerte

• relleno (como guata, algodón…)

• unos ojos (o, ¿por qué no?, unos botones)

• un limpiapipas para las antenas (no es imprescindible, pero creo que así el gusano es más chulo)

Una vez que tengamos todo esto, solo hay que ir metiendo el relleno al calcetín, haciendo secciones (el número variará según lo largo que sea tu calcetín) y poniendo el hilo para mantenerlo. Al final solo hay que pegarle los ojos y las antenas.

En este vídeo te dejo el paso a paso que ya está también disponible en el canal de YouTube del blog (al que, por cierto, puedes suscribirte):

CONTRAS:

  1. Quizás no tengas hilo fuerte por casa. No pasa nada, usa gomas (del pelo o de oficina).

  2. Como decía antes, las antenas no son imprescindibles, pero creo que así el gusano queda mejor. Si no tienes limpiapipas, prueba a ponerle un par de pompones o palitos.

  3. Si no tienes ojos saltones, creo que con unos botones también quedaría muy chulo.

PROS:

  1. El vídeo dura apenas tres minutos y, aunque hay partes que he puesto a cámara rápida para no aburrir, esta manualidad puede hacerse en apenas 5 minutos.

  2. Si tienes calcetines en casa que están viejos o que están sin pareja, antes de deshacerte de ellos, dale una oportunidad a este gusano.

  3. Hasta los peques más peques pueden hacer su propio gusano con calcetines con un poquito de ayuda.

  4. El Mayor me dijo que podríamos ponerle también unas patas. Yo me quedé sin limpiapipas y nuestro gusano no las tiene, pero si tú quieres ponérselas, usa otro limpiapipas cortado en trocitos iguales.

¿Tienes algún calcetín por casa que pueda convertirse en este gusano?


¿Te apuntas al boletín mensual?

Recibe un resumen de las entradas y ¡un regalo cada mes!



¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)