… de darse cabezazos contra el colchón

Darse cabezazos contra el colchón

Cuando el Peque apenas tenía unos meses, empezó a darse cabezazos contra el colchón. En cuanto pudo darse la vuelta, ponerse boca abajo y mover la cabeza a conciencia; empezó a golpear el colchón con la frente. Como imaginarás, al principio me asusté, pero después vi que no había motivo para ello.

Aún le recuerdo en su minicuna, con apenas dos meses y dándose fuertemente contra el colchón. La primera vez, pensé que tendría una pesadilla o algo así. Intenté tranquilizarle poniéndole una mano en la espalda y acariciándole la cabeza, pues estaba dormido. Paró. Pero al poco de retirar la mano, volvió a hacerlo.

Con unos seis meses, estando de vacaciones, lo hizo en la cuna de viaje. Y no sé cómo lo haría que la encía se le puso amoratada. Tuve miedo por si aquello podía afectarle al diente que aún no le había salido. Afortunadamente, el moratón desapareció en unos días y el diente le salió con normalidad y sin ningún problema.

Ahora el Peque tiene cinco años y sigue dándose cabezazos contra el colchón de la cama. Le he preguntado varias veces que por qué lo hace. Y él siempre me contesta que le relaja y le ayuda a dormir. De hecho, muchas noches me he despertado por el ruido. Y es que, además de los golpes, hace ruido con la boca, similar a cuando dices «ahhhh» y te das golpecitos en la boca, en plan indio.

Como él estaba bien, el colchón es blando y no parecía afectar a nada más; le dejé hacer. Siempre pensé que es una manía que tenía el Peque; hay niños que se chupan el dedo, otros que duermen con una mantita, otros que no dejan el chupete… y el mío se da golpes contra la cama.

Jamás le dije que fuera algo malo o que estuviera mal. Si a él le ayuda a dormir, por mí bien. Pero siempre tuve la duda de si yo estaría haciendo bien con mi actitud de no darle importancia al asunto. El año pasado, una madre me dijo que su hija tenía un amigo que también lo hacía. Y, parecerá una tontería, pero me alivió saber que no era algo que solo hiciera el Peque.

Y hace poco, leí este artículo del blog Mamá psicóloga infantil. La verdad es que al principio, empecé a leerlo preocupada, pues decía que era una forma de expresar rabia o llamar la atención. No era el caso del Peque, que además lo hacía dormido. Afortunadamente, el artículo acaba hablando de los niños que se dan golpes contra la almohada (almohada, colchón… imagino que es lo mismo en este caso) antes de dormir. Estos niños lo hacen para relajarse. ¡Bien!, esto ya me cuadraba más con mi hijo. Así que me sentí mejor. Era justo la conclusión a la que yo había llegado por mí misma. Ay, el instinto materno…

Hoy escribo esta entrada compartiendo mi experiencia sobre la manía de darse golpes contra el colchón que tiene el Peque porque sé que puede ser algo que angustie a los padres. Si alguien llega aquí en busca de respuestas, espero que se vaya sabiendo que es algo que también hacen los niños y que no es algo malo. Tranquilidad.

CONTRAS:

  1. Entre los golpes y el sonido, al Peque le cuesta encontrar compañero de cama. Esto solo es un problema cuando salimos de vacaciones y tenemos que dormir por parejas (¡o tríos!). El Peque es consciente de la situación y muchas veces dice que no lo va a hacer. Pero yo siempre le digo que no es algo malo, por lo que no tiene que dejar de hacerlo si no quiere.

PROS:

  1. Me alegro mucho de haber seguido mi instinto y no haberle dado importancia al asunto. Entre otras cosas porque es algo que solo hace medio dormido en la cama (que es un sitio blandito). Supongo que si lo hiciera despierto y contra el suelo o la pared, hubiera actuado de otra manera.

¿Conoces a algún peque al que también le guste darse golpes contra el colchón a la hora de dormir?


[google-translator]

¿Te apuntas al boletín mensual?

Recibe un resumen de las entradas y ¡un regalo cada mes!



12 thoughts on “… de darse cabezazos contra el colchón

  1. Hola!! Yo quería comentar mi historia y es que de bien pequeño, con meses, comencé a darme golpes, en cama para dormir, en sofá cuando estaba sentado y así sucesivamente. Ahora con 30 años he de confesar que la enfermedad sigue en mi. Yo la llamo enfermedad del músico!! Te hace seguir el compás y ritmo con la cabeza!! No es para preocuparse, simplemente hay gente única! Saludos 🤗🤗

    1. Raul, te agradezco muchísimo que te hayas pasado a comentar. He leído artículos sobre este comportamiento en los niños, pero es la primera vez que me leo a alguien que lo haya tenido o aún lo tenga.
      Me ha encantado eso de “la enfermedad del músico”, lo refleja a la perfección porque es cierto que no son golpes al tuntún, ¡tienen su ritmo!

  2. Hola, yo tengo 12 años y también hago exactamente lo mismo que tu hijo, pero yo lo hago contra la almohada. Cuando era mas pequeña tenia dolores de cuello pero la verdad es que me gusta dar cabezazos. Me ayuda a dormir y cuando no los puedo dar porque estoy con amigas durmiendo y ese tipo de cosas, me siento muy incomoda. Además yo siempre les cuento a mis amigas que doy cabezazos y no les importa demasiado.
    Solo estoy angustiada porque no quiero tener 40 años y seguir dando cabezazos.

    1. Homa Raquel! Tranquila, yo tb lo hacía desde bebé, pensaba que sería mayor y seguiría haciéndolo, pero sobre los 15 años dejé de hacerlo 🙂

      1. Eva, creo que eres la primera persona que se pasa por aquí que se daba cabezazos y ahora ya no. ¿Puedo preguntarte a qué se debió que dejaras de hacerlo? Vamos, si fue algo que ocurrió sin más o si te propusiste dejar de hacerlo y lo conseguiste.
        ¡Gracias!

    2. Hola, Raquel. Pues como puedes leer en los comentarios, es algo normal. No es que sea algo que hagan muchas personas, pero tampoco es algo raro y menos una cuestión por la que preocuparse. Yo creo que no pasaría nada si siguieras haciéndolo con 40 años, pero si fuera que no, que sea por ti, no por agradar a los demás (ya ves que a tus amigas tampoco es algo que les moleste). Al menos eso es lo que yo quiero transmitirle al Peque. Y, de igual manera, les digo a sus hermanos que respeten la costumbre que tiene.
      Muchas gracias por comentar 🙂

  3. Mi hijo actualmente tiene 3 años y el desde los 6 meses se balancea para poder dormir es decir se pone en cuatro y comienza a impulsarse tanto así que corría el corral hasta encontrarse con la pared y se detenía por el golpe que se daba.
    Por tal motivo lo pase a dormir conmigo ahora bien ya deje el balance pero tiene la Manía de golpearse la cabeza antes de 😴.
    A mi me desespera y le llamo la atención pero él me mira se ríe y antes más lo hace.
    La verdad no se como.manejar la situación.

    1. Hola, Carolina. Te diría que si se hace daño (por lo que cuentas del balanceo y el golpe), sí intervinieras, por su propia seguridad. Pero si ahora duerme contigo y no se hace daño porque solo da golpes con la cabeza en el colchón o la almohada, no creo que tengas de qué preocuparte. Ya has leído las experiencias que han ido dejando en los comentarios y la mía propia. El Peque de pequeño también me miraba y sonreía, eso es que está bien, no se hacen daño, al contrario, les ayuda a dormir. Quizás si pasa un tiempo durmiendo contigo (no sé si esto también te preocupa), cambie el balanceo por los cabezazos y lo mantenga cuando le lleves a su camita.

      Pero, de verdad, no te angusties porque estoy convencida de que tu peque está bien, igual que lo estaba y sigue estando el mío. No ha habido nada perjudicial derivado de esa costumbre que tiene para dormir. Así que tranquila. Y, en cualquier caso, siempre puedes comentárselo a su pediatra.

  4. Hola! He leido comentarios y por lo visto no soy el unico,estaba asustado por mi caso. Les cuento que tengo 20 años y pego golpes contra la almohada,cuando mi madre me ve y pregunta porque lo hago.. Respondo “Me ayuda a dormir y poder relajarme”
    Ahora gracias a esta pagina y su historia puedo mostrarle a mi madre que no soy el unico! Saludos y suerte x mas relajaciones asi jaja

  5. Hola a tod@s, queria comentar el caso de mi hijo, mi niño tiene ahora 3 años y desde los 6 meses mas o menos empezo a darse esos cabezazos contra el colchon, nunca lo di importancia,.porque sabia que le ayudaba a dormir, lo intui porque lo hacia cuando lo metia a dormir en su cuna, hoy por hoy si me preocupa, sigue haciendolo pero como es mas mayor, lo hace con bastante fuerza, levanta bien su tronco para darse fuerte ese golpe contra ell colchon, aparte que hace mucho ruido con la boca, como dices….como si fuera el ahhh de un indio jejej, pero muyy alto, que vamos, despierta a todos los vecinos, tambien lo hace en el sofa y no es que tenga sueño, lo hace porque le gusta y a mi me molesta, y si le dices algo se rie y lo hace con mucha mas fuerza, le comente el caso a la pediatra, y me dijo que le pusiera un reloj que hiciera el ruidito «tic-tac» que con eso suelen relajarse, no se lo he comprado, pero se lo comprare, porque siento que no es bueno lo que hace con tanta fuerza, y para quitarle la mania de hablar alto como los indios que despierta a todo el barrio, porque una cosa va acompañada de la otra y sinceramente, cuanto mas mayores sean, mayores seran esos golpes y para su cabecita no creo que sea nada bueno

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.