… del cuarto cumpleblog

Cuarto cumpleblog

Parece que fue ayer y ya han pasado cuatro años desde que decidí empezar esta aventura. Hoy, 14 de febrero, celebro mi cuarto cumpleblog. Y aún no sé cómo he llegado tan lejos. Dicen que la mayoría de los blogs no llegan al primer año. Yo comienzo hoy mi cuarto año al frente de Contras y pros. ¡Increíble!

Cuando empecé, el Peque no tenía ni un año. Escribía a ratos y, aunque apenas me leía nadie, me gustaba sentarme a escribir. Las publicaciones eran algo caóticas y no tenía ni idea de SEO (aún hoy sigo aprendiendo) ni de redes sociales.

Cuatro años más tarde, me defiendo bien en Twitter, Pinterest, Google+, Facebook, YouTube e Instagram. Sin embargo, Snapchat se me resiste, aunque tengo cuenta, aún no he publicado nada de nada. Será que me gusta hacer vídeos pero no salir en ellos y me falta tiempo para montarlos. Además, he logrado mantener un ritmo de publicación aceptable.

El blog ha evolucionado. Ya no hablo de bebés. Lo siento, pero esa etapa ya queda lejos para mí. Ahora mis preocupaciones van más allá de si teta o biberón, como por ejemplo, la pre-preadolescencia, el binomio redes sociales y niños y temas de este estilo.

Como es natural, no cuento lo logros de mis hijos mes a mes. En vez de eso, me dedico a hacer imprimibles para jugar con ellos o que me sirven a mí para organizarme mejor en el día a día. En definitiva, son cosas de niños más mayores. Es muy posible que, si me hubiera quedado estancada hablando de bebés, este blog hubiera llegado más lejos después de cuatro años de andadura. Pero yo, como madre, ya no sigo blogs de embarazos ni de bebés. Como madre, me interesan blogs donde puedo leer temas que afectan también a mis hijos por la edad que tienen. Y por eso escribo lo que escribo.

Sin embargo, algo que el blog no ha perdido ni cambiado es su esencia. Su estructura de contras y pros y que creo que lo hace único, ya no solo en la blogosfera maternal, sino en la blogosfera en general. Aunque de esto último no estoy muy segura porque no conozco todos los blogs de Internet. Lo que sí puedo asegurar es que, en estos cuatro años, aún no me he encontrado otro blog con la estructura del mío.

Quizás por esta pizca de originalidad en junio me hicieron una entrevista para la radio nacional. Madre mía, aún recuerdo los nervios que pasé, jajaja… Y, debido a ello, le conté a mi familia más cercana que tenía un blog. Se acabó el anonimato. Sin embargo, aunque saben que tengo un blog, no me hacen comentarios al respecto. Creo que algunos familiares ni siquiera me leen. Así que, en ese sentido, las cosas tampoco han cambiado mucho. Sigo sintiéndome con la libertad de escribir sobre lo que me apetezca sin herir susceptibilidades.

Pero algo que siento en el alma es no poder darle al blog ese impulso que se merece. A mediados del año pasado me propuse hacer todo lo posible para llevarlo más lejos, con nuevos eBooks incluso, pero luego las cosas se me torcieron y aún está en mi lista de tareas.

Me siento orgullosa sobre todo de que lo que lees aquí o ves en mis cuentas sociales es mi realidad. No está edulcorada ni te la maquillo para que la veas más bonita. Es lo que hay. Es cómo soy y cómo somos.

CONTRAS:

  1. Tras cuatro años, me encantaría haber llegado a más gente.

PROS:

  1. Pero estoy muy orgullosa de la comunidad que se ha formado en torno al blog. Cada día somos más, lo que me anima a seguir publicando y compartiendo contigo mis preocupaciones y mis retos como madre.

Muchas, muchísimas gracias por seguir al otro lado de la pantalla. ¿Me acompañas a por otro año más?


[google-translator]

¿Te apuntas al boletín mensual?

Recibe un resumen de las entradas y ¡un regalo cada mes!

 

Guardar

4 thoughts on “… del cuarto cumpleblog

  1. ¡¡¡Enhorabuena!!! Lo importante no es llegar a mucha gente, es que te lean de verdad, con interés y no solo por el me sigues te sigo, y eso ya lo tienes.
    Un besito y a por el quinto año y muchos más.

    1. ¡Muchísimas gracias! Tienes toda la razón, por eso estoy muy contenta, veo que hay gente que me sigue porque realmente le interesa lo que cuento y no hay nada mejor que eso. El resto solo son números. Y yo llevo fatal el “te sigo para que me sigas”, jejeje…
      ¡Un besote! ¡Vamos a por el quinto! 😉

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.