… de tener un hijo preferido

Tener un hijo preferido

Mi madre dice que los hijos son como los dedos de una mano: todos distintos, sí, pero no podrías prescindir de ninguno. Lo normal cuando eres madre es querer a todos los hijos por igual. Entonces, ¿es posible tener un hijo preferido? Muchas madres y padres dirán que no, que ellos no tienen hijos preferidos… pero yo sí lo tengo.

Poco antes de acabarse las clases, una madre me preguntó si tenía un hijo preferido entre los tres. Y yo le respondí que para hacer qué. Y es que para mí la pregunta de si tengo o no un hijo preferido está incompleta. Debería ser si prefiero al Mayor, al Mediano o al Peque para hacer algo. Y la razón es muy simple, me parece a mí.

Tengo tres hijos y, como personas que son, son únicos. Cada uno tiene actitudes que se pueden mejorar y otras simplemente maravillosas. Por tanto, cada actividad puede que prefiera hacerla con uno en concreto. Si se trata de ver una película, mi preferido es el Mayor porque ya ha salido de las típicas infantiles y le gustan también de otro tipo. Por ejemplo, hace poco vimos El golpe y le encantó. El Mediano se suele quedar dormido o hay algunas que, simplemente, aún no está preparado para ver. Y el Peque aún es muy pequeño y no para de moverse y hablar incluso en las películas que le gustan.

Si de lo que se trata es de hacer un puzzle o una manualidad que requiera concentración, quizás mi preferido sea el Mediano. Es el que más tiempo aguanta sentado a la silla en este tipo de actividades. Y si vamos a hacer de comer, no hay pinche de cocina como el Peque.

CONTRAS:

  1. Que yo prefiera hacer una actividad con uno de mis Trastos en concreto, no implica que los otros dos no quieran hacerla conmigo. Y en este caso, me toca tener paciencia. Por ejemplo en el caso de los puzzles, aunque por comodidad mía prefiera hacerlos con el Mediano, al Peque también le gustan, pero él se divierte también llevándose las piezas a tus hermanos porque está muy orgulloso de haberla encontrado… y a veces pierde alguna en el camino y luego nos toca estar un buen rato buscándola.

PROS:

  1. Quizás haya gente que me lance la pregunta malintencionadamente (me consta que no es el caso de la madre de la que hablaba antes) y devolverles la pregunta preguntándoles que para hacer qué me parece una manera genial de darle la vuelta a la situación.

  2. Es cierto, prefiero a uno de mis Trastos para hacer determinadas actividades, pero es que mis Tratos también nos prefieren a Papá³ o a mí para hacer cosas con ellos. Por ejemplo, para la piscina, mis tres Trastos prefieren a su padre, pero para acostarles me prefieren a mí.

  3. Que prefiera a uno de mis Trastos para hacer algo en concreto no significa que le quiera más a este o menos a sus hermanos. Es solo una cuestión de comodidad mía.

¿Tú también tienes un hijo preferido? ¿Alguna vez te han hecho esta pregunta? ¿Qué contestaste?


¿Te apuntas al boletín mensual?

Recibe un resumen de las entradas y ¡un regalo cada mes!

Guardar

Guardar

6 thoughts on “… de tener un hijo preferido

    1. Es que una cosa no quita la otra. Además, ellos también nos prefieren a mamá o papá para hacer según qué cosas… Y espero que también nos quieran por igual 😉

  1. Una respuesta genial! Me ha parecido curioso que tus hijos te prefieran a ti para dormir y a supadre para la piscina porque si le preguntas a mi Terremoto te lo diría exactamente al revés. Me ha encantado el post ?

    1. ¡Muchas gracias! 🙂 Pues sí, mis Trastos me prefieren a mí para llevarles a la cama, no sé por qué. Y a su padre en la piscina porque les lanza al agua, cosa que mis brazos de blandiblú no pueden hacer, jajaja…

  2. Como siempre un post cargado de razón!! Hay cosas que de disfrutan más en compañía de uno y otro. Y es como tu dices… ellos en función de lo que quieren hacer también buscan una compañía y otra. En casa la hora de dormir es “mi territorio”… porque papá acaba el cuento rápido… jejeje, Sin embargo a la hora de dibujar mi mayor busca a papá porque según dice (y no le falta razón ) mamá dibuja muy mal ?

    1. ¡Muchas gracias! Si es que todos tenemos preferencias según lo que vayamos hacer, ellos y nosotros también. Creo que eso del cuento también influye en que me prefieran a mí a la hora de irse a la cama, jejeje…

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.