… de mis imprescindibles del bolso

Imprescindibles del bolso

Como madre, mi bolso ya no es mío. Es un espacio que también ocupan mis Trastos. El otro día estaba buscando un paquete de pañuelos y saqué tres cosas que no eran mías, sino de mis hijos. Tanto es así que hace ya unos meses que no uso bolso a menos que vaya yo sola o solo con Papá³. Si salgo con mis hijos, llevo mochila. Pero vamos, que llevo lo mismo que antes: mis imprescindibles del bolso.

A parte del monedero con algo de chatarrilla y el DNI, también llevo siempre el móvil y las llaves. Y eso es todo lo que llevo que sea solo mío. Si abres mi bolso o mochila, encontrarás cosas de lo más variopintas. No te extrañe ver un pequeño pañuelo para el cuello junto a un pequeño abanico. Esto, en principio, pensarás que también son cosas mías. Cierto, pero ya te digo que lo usan más mis hijos que yo misma.

Si sigues rebuscando, también te pensarás que los pañuelos de papel, el cacao de labios (o vaselina), una pequeña libretita y un boli también son cosas que solo uso yo. Pero la verdad es que mis hijos tienen más mocos que yo, que a ellos también se les resecan los labios y, al final, todos acabamos poniéndonos el cacao o vaselina en verano porque hace calor y en invierno porque hace frío. La libretita y el boli es deformación profesional. Antes la usaba para apuntar ideas, precios de cosas… ahora la uso para dibujar soles, estrellas, caracoles, creepers, a los hermanos Bros y hasta para deletrear palabras.

Si salgo con mis Trastos al parque, nunca me falta tampoco el mini botiquín portátil, una botellita de agua y, cómo no, las toallitas. Además, aunque el Peque tiene ya controlada la operación pañal desde hace un año, por la edad sigue siendo el que más se mancha de los tres, así que llevo también una muda completa para él. Lo que me lleva al siguiente imprescindible: una bolsita de plástico bien plegadita para que ocupe menos. Así, puedo meter dentro la ropa manchada (generalmente de líquidos) sin manchar el resto del bolso o mochila.

Para terminar, si voy a ir con los niños a algún sitio donde haya que esperar o en el que deban estar entretenidos (un ratito al menos), tampoco se me puede olvidar un coche (avión o juguete similar), caramelos y un mini libro (uno pequeñito que quepa en el bolso o mochila).

Lo mismo piensas que todo esto es imposible que quepa en mi bolso. Quizás sí en la mochila, pero en un bolso no. Bueno, pues te aseguro que, caber, cabe porque mi bolso de pequeño no tiene nada (aunque tampoco es de los tipo bolsa). Pero claro, ¡en el bolso va a presión! Por eso en mi último cumpleaños me pedí una mochila. Y me regalaron dos. Una es más informal y es la que utilizo en el día a día (se parece a esta). La otra es más “elegante” (como esta otra) y la he usado solo un par de veces.

CONTRAS:

  1. A parte del espacio, todo esto pesa (sobre todo cuando llevo la botella de agua). En la mochila apenas lo noto, pero si llevo el bolso acabo con el hombro hecho polvo. Por eso ahora lo que más uso es la mochila.

  2. A pesar de todas estos imprescindibles, en mi mochila sobra espacio. Así que muchas veces acabo guardando cosas que no necesito (como el paquete de tabaco de Papá³ y que más de una vez he estado a punto de “perder” :D).

PROS:

  1. Antes cargaba el bolso con todo esto porque no me gustaba salir un poco más arreglada (es decir, con unos vaqueros y una camiseta medianamente limpia) e ir con la mochila de deporte o con alguna de niño pequeño. Pero desde que di con mi mochila, voy genial porque no desentona. Da igual que la lleve con un chándal o con una falda.

  2. Siempre tengo la mochila lista para salir pitando con mis Trastos si fuera necesario. Nada de sacar o meter cosas en el bolso por si voy sola o con ellos. Ahora solo tengo que cambiar el monedero de sitio y ya.

  3. Estos imprescindibles de mi bolso o mochila son el fruto de ir durante nueve años con niños de distintas edades a muchos sitios (desde salidas a comer hasta la consulta del médico, pasando por casas de familiares). Han sido sometidos a un duro control de calidad 😉

Seguro que tú también tienes unos imprescindibles en tu bolso sin los que nunca sales de casa, ¿me los cuentas?


¿Te apuntas al boletín mensual?

Recibe un resumen de las entradas y ¡un regalo cada mes!

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.