… de llevar una camiseta de premamá sin estar embarazada

Aunque el Peque ya no toma el pecho y no hay más bebés a la vista, para estar por casa aún suelo ponerme camisetas de premamá. ¿Razones? Básicamente dos: la primera es que son muy cómodas (me marcan pecho pero sin embutirme) y, al no estar embarazada, me quedan largas (es lo que tiene ser un poco alta, las camisetas normales me quedan más cortas). La segunda es que están en buen estado, por lo que usándolas evito comprarme otras para estar por casa. Total, los Trastos me las van a manchar igual… Así que sí, me las pongo cuando llego de la calle para estar más cómoda.

Sin embargo, el otro día, tuve que salir con prisas. Me cambié los pantalones, pero como tenía limpia la camiseta, decidí dejármela. Total, sólo serían 10 minutos… Pero, como siempre, ahí está Murphy. El día que menos quieres encontrarte a alguien que conoces, parece como si te encontraras a toda tu agenda. Yo me tropecé con una ex vecina.

Hola, hola, ¿qué tal?, bien y tú, bla, bla, bla… oye, veo que estás otra vez embarazada, ¡enhorabuena!

¿Qué! ¿Perdona! Así, sin paños calientes, me dio la enhorabuena por mi, según ella, cuarto embarazo.Tras mi no, no estoy embarazada aclaratorio, me dijo que, a ver, cómo llevaba una camiseta premamá pues que pensó que estaba embarazada. Ahí, metiéndose donde no le importa.

Diréis que la culpa es mía por llevar esa prenda de ropa. ¿Y si os dijera que no es la primera vez que me pasa? Eso eso, me lo dijeron justo después de nacer el Mayor y también unos seis meses después de nacer el Mediano. ¿Y si os dijera, además, que esas veces anteriores no llevaba puesta ninguna prenda premamá?

Aunque tras mi último embarazo he perdido bastante peso, es cierto que aún peso más que antes de mis embarazos. Sin embargo, os puedo asegurar que mi tripa no se confunde con una tripa de embarazo. Es más, diré que cuando estaba embarazada, durante mi primer trimestre tenía más tripa que ahora y que, casualidades de la vida, entonces nadie dio por supuesto que estaba embarazada… estándolo.

No sé vosotras, pero yo no le pregunto nunca si una mujer está embarazada. Espero que me lo diga ella a mí. Y entonces, le doy la enhorabuena.

CONTRAS:

  1. Que alguien confunda tu tripita o vientre no muy liso con un embarazo jode. A mí me molestó muchísimo. Primero porque me hizo sentir muy gorda y segundo porque tuve que justificar mi tripa y mi vestuario ante una persona a la que tales explicaciones no le importan.

  2. Como soy tonta, no le di una respuesta borde, que era lo que en ese momento hubiera sido lo adecuado. Ella me ofendió y, sin embargo, yo sólo le puse buena cara. Añadid el cabreo conmigo misma al que ya tenía de antes.

PROS:

  1. Espero que tras esta experiencia, esta mujer en concreto haya aprendido a no preguntar jamás si se está o no embarazada. Dos apuntes: si no te lo han dicho, puede ser porque no existe tal embarazo (salvo en tu mente) o porque no te consideran una persona tan de confianza para contártelo.

  2. A mí desde luego me ha servido para saber cómo reaccionar en esta situación. A la próxima que me pregunte si estoy embarazada (sí, siempre son mujeres) le voy a responder: “yo no, ¿y tú?”. Y además puede que me tome la licencia de meterme un poco en su vida, ya que ella ha hecho lo mismo con la mía.

¿Os han preguntado alguna vez si estabais embarazadas sin estarlo? ¿Cómo habéis reaccionado vosotras? ¿Os hubiera gustado haber dicho o hecho algo distinto? Contádmelo en los comentarios y quizás podamos echarnos unas risas o aprender cómo manejar este tipo de situaciones.

8 thoughts on “… de llevar una camiseta de premamá sin estar embarazada

  1. A mi me paso algo paracido. Pero al reves, tope con gente mas correcta. hubo gente q se entero del embarazo pasados los 6meses cuando era evidente q no me habia saltado la operacion bikini. Pero si hubo varias chicas q me diberon el tipico: no te queria decir nada porq no sabia si era embarazo o q habias cogido unos kilos.
    Animo! Seguro q estas estupenda. Ah! Y yo tambien sigo usando en casa las camisetas premama, son comidisimas para dormir y poder dar pecho.
    Un beso!

  2. jaja jobar la señora que atrevida! a mi nunca me lo han preguntado creo que no se arriesgan a lo que les pueda contestar jaja. Yo también uso las camisetas premamá para estar en casa, en una manera de aprovecharlas y son súper cómodas, me acordaré de no salir con ellas gracias a ti 😉

  3. Siempre me han gustado el corte de las camisetas para embarazadas y mi madre se ponía negra porque con mi panzón natural la verdad es que efectivamente parecía que estuviera preñada desde lo 15 años hasta que finalmente me preñé. Aún así, no entiendo cómo la gente es tan ligera para opinar sobre estas cuestiones. Yo misma dudo a veces de si un cuerpo ajeno lo que tiene es gordura o embarazo (hasta escribí un post sobre el tema al inicio de mi blog). Después de que naciese mi bichilla, había ropa premamá que he querido volver a utilizar,pero su padre se niega porque dice que le da repelús verme con ella.

  4. Muuuuuuuuuuuuchas veces me lo han dicho… incluso me han cedido el asiento en el bus sin estar embarazada… vale, estoy muy gorda y yo soy de las que aún aprovecho toda la ropa premamá.. ¿me vale? pues la uso porque nuestra economía está muy pero que muy jodida y no estoy para comprarme ropa…
    ¿cómo reacciono cuando me dicen eso? ni corta ni perezosa les digo “que va, no estoy embarazada, es que soy así de gorda” 😛 se quedan cortadísimas y no vuelven a insinuármelo..jejejeje… y yo me queda ni más ancha.
    Así que si quieres… te cedo mi contestación 😉

  5. Por suerte no me he visto nunca en esa situación tan incómoda pero sí conozco a muchas mujeres a las que les ha pasado. De hecho ayer mismo una amiga me contaba el apuro que había pasado cuando otra madre de la guarde de nuestras hijas no contenta con darle la enhorabuena por su supuesto embarazo, le preguntaba si ya sabía si era niño o niña…Es decir, que opinaba que debía estar en torno a las 20 semanas…Y siempre me pregunto lo mismo: ¿es tan difícil ser un poco prudente y delicada y morderse la lengua ante comentarios que están fuera de lugar? Jamás daría la enhorabuena a nadie salvo que tuviera total seguridad de cuál es su estado. Y en cuanto a la rabia que te da haberle contestado bien te entiendo perfectamente porque me pasa muy a menudo ante los comentarios indiscretos de la gente. Creo que lo que nos pasa es que alucinamos tanto de que pueda ser verdad lo que estamos oyendo que nos quedamos bloqueadas…En fin, paciencia y pasando de palabras necias…

    1. El año pasado, en una reunión del cole, vi a una madre tocándose la barriguilla. Me hubiera encantado felicitarla, pero, como ella no me había comentado nada, me callé. La volví a ver antes de las vacaciones de verano con su bebé. Personalmente, prefiero eso que equivocarme, tanto por lo mal que quedo yo como por el mal rato que se le hace pasar a la otra mujer. Creo que es fácil ser prudente si se piensa un poco.
      Respecto a lo de contestar como me gustaría en el momento, me parece que tienes toda la razón. Nos impresiona tanto lo que nos están diciendo que nos bloqueamos. Además de que tampoco somos personas bordes, si no les soltaríamos una bordearía sin esfuerzo y nos quedaríamos tan panchas 😉

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.