… de cumplir 34 años

cumpleaños, 34, verano

Pues sí, pues sí, esta semana que ya ha empezado, aquí la que teclea cumple 34 veranitos. De nuevo, otro año más, otra ocasión para hacer balance de mi vida. El Peque se hace mayor, el curso que viene irá unas horas por la mañana a la guardería, lo que me va a permitir disponer de un ratito diario sola. Aunque me encanta estar con mis hijos y anhelo sus vacaciones para poder disfrutar de ellos, es cierto que sueño con esas pocas horas a solas. Llevo más de dos años sin oír mis propios pensamientos.

Pero más allá de eso, tengo varios proyectos a la espera. Algunos relacionados con el blog y otros no. Voy a cumplir 34 años y hay cosas que me gustaría hacer. Por ejemplo, quiero sacar el máximo partido a poder ganar algo de dinero desde casa. El horario de mi marido sigue siendo irrisorio (¿conciliación? ¿Qué es eso?), tanto es así que durante el curso escolar se convierte casi en un padre de fin de semana. Salir yo a trabajar fuera implicaría usar casi todo mi sueldo en ampliar el horario de la guardería y en buscar alternativas extraescolares o en contratar a una persona que se encargara de los niños hasta que alguno de los dos llegáramos a casa. También están los abuelos, pero no queremos imponerles esa obligación. Sobre todo, ahora que están jubilados. Así que quiero aprovechar, una vez más, para probar en esto de trabajar desde casa o, al menos, dar el primer paso en esa dirección. Espero tener un poco más de suerte que las dos veces anteriores que lo intenté.

También quiero hacer algo por mí. Me gustaría salir a andar o, incluso, correr. Primero porque creo que me vendrá bien físicamente. Segundo porque aún quiero deshacerme de algunos kilos. Además, creo que dedicar un ratito de vez en cuando a mí misma es algo que me beneficiará en otros aspectos. Me parece, aunque puede que me equivoque, que al desconectar un rato de todo lo demás, tendré más paciencia en casa y haré frente a los quehaceres domésticos con otro ánimo.

Cumplo 34 años y soy esposa y madre de tres niños fantásticos. Ya no soy una niña. No lo sé todo acerca del mundo, pero creo que me desenvuelvo en él bastante bien. Tengo mis propias prioridades (mi Familia, con F mayúscula, como le gusta decir a Papá³) y mis propios gustos. Quiero seguir centrándome en ellos. Creo que nunca llegaré a ser una repostera profesional a pesar de lo que me gusta hacer tartas, pero en las letras sí vislumbro algo, aunque aún no sepa muy bien el qué.

Quiero seguir haciendo lo que me llena y me hace feliz. Y quiero también distanciarme de lo que me contamina o, simplemente, no me gusta. Este aspecto tengo que trabajarlo más. Soy de las que, ante un comentario que me ofende, se calla para no ofender a quien tengo delante. Ya veis la ironía: dejo que me ofendan y yo me callo para no molestar.

De momento, me he cortado el pelo. Ya os conté que ese cambio exterior es reflejo, en mi caso, de un cambio interior. Ahora que el Peque va a dejar de estar conmigo las 24 horas del día (siete días a la semana) creo que es el momento ideal para intentar hacer otras cosas más allá del papel de “mamá” que, por otro lado, tanto me gusta. Y creo que 34 años no es mala edad para intentarlo.

CONTRAS:

  1. Celebrar el cumpleaños en agosto es un rollo. Hay mucha gente de vacaciones, con un puente muy próximo a mi cumple que hace que haya por aquí poca gente. Es algo que me pasa desde pequeña. Ya estoy acostumbrada. Lo malo es que luego me toca celebrarlo casi en septiembre, con la vuelta al cole, y eso no me gusta nada.

  2. La edad se va notando. Cuando nació el Mayor me costaba menos despertarme varias veces por la noche si era necesario. Ahora, si alguno reclama mi atención de madrugada lo paso fatal. Y al día siguiente se me nota.

PROS:

  1. A mí me gusta cumplir años. Señal inequívoca de que ando por esta tierra un año más 😉

  2. Aunque muchos familiares estén de vacaciones, ahora siempre paso mi cumpleaños rodeada de mis hijos y mi marido. No necesito a nadie más.

  3. Soy más sabia. Aunque sólo sea por la edad. Ya conocéis el dicho: más sabe el diablo por viejo que por diablo 😀

Muchísimas gracias por todos esas felicitaciones que ya han empezado a llegarme desde el mundo 2.0. Tengo pensada una tarta especial que, si me sale bien, compartiré por las redes sociales. No puedo llevaros un trocito a cada una, pero si pudiera, os aseguro que lo haría. Happy birthday to me!!!!! 😉

14 thoughts on “… de cumplir 34 años

  1. Felicidades guapísima!! Me parece genial todo lo que comentas! A mí también me gustaría retomar el running, y opino como tú, que vendría bien para todo… Continúo siguiendo tus pasos, que es algo que me encanta 😉 Un besazo!

    1. ¡Muchas gracias! La verdad es que yo nunca he salido a correr, aunque sí a andar (sobre todo en los embarazos). Pero reconozco que me llama mucho la atención salir a correr… ¡Espero aguantar! Encantada de verte por aquí, ya lo sabes 😉 ¡Besotes!

  2. Muchas felicidades florecilla, y que cumplas muuuchos mas! Mucho éxito en todos los propósitos que nos cuentas, eso de ser persona, además de mami, de vez en cuando, viene bien para no perder el norte…
    Me encanta leerte, que lo sepas…
    Quinta del 80, y trimami, un besote gordo!! :o)

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.