… de Faunia

Faunia

Hace un par de sábados, nos fuimos al Parque Faunia. Ahora que el tiempo da un respiro de vez en cuando, pero no hace frío, para mí es el momento ideal de ir a este tipo de sitios. Además, hasta el 30 de septiembre cuentan con la “experiencia dinosaurios”, vamos unos 18 muñecos a tamaño real que se mueven colocados a lo largo de una senda. Después del éxito que tuvo entre los Trastos la visita a Dinópolis, os podéis imaginar que ir a Faunia era visita obligada para nosotros.

Faunia montajeAunque hay animales, no es como el zoo. En Faunia hay animales más de andar por casa. Bueno, todo lo que un cerdo vietnamita o un canguro puedan considerarse “animales de andar por casa”… Hay cabras, gallinas, gallos, canguros, mariposas, patos, flamencos, cocodrilos, tortugas, burros, avestruces, cervatillos, pavos, ñandúes, focas, insectos varios, aves, perritos de la pradera (tipo Timón), monos, pingüinos… No está permitido dar de comer a ningún animal, salvo al cocodrilo y a una hora muy concreta (hay que esperar cola). Sin embargo, hay animales a los que se les puede tocar (cabras y ponis).

Éstos últimos se meten a los peques en el bolsillo nada más entrar. Teníais que haber visto al Peque loco de contento con las cabras, vamos, que a poco se cuela en el recinto y que queda ahí, como uno más en el rebaño. Y ya no os cuento cómo se lo pasaron los Trastos mayores, alucinando fue poco.

A mí, la zona de la granja no me llamó mucho la atención. Me hizo recordar a los animales que tenía mi abuelo en el pueblo. Viendo la ilusión de mis hijos, no puedo sino echar de menos aquello de lo que yo disfruté en mi infancia y que, lamentablemente, ellos no podrán disfrutar.

La zona de los dinosaurios está bien. Obviamente, nada comparado con Dinópolis, pero es normal. Al fin y al cabo, aquél es un parque temático sólo de dinosaurios. Pero está bien ver cómo los niños alucinan con los movimientos y ruidos de los muñecos. La verdad es que, a través de la diversión, mis hijos han aprendido mucho sobre estos animales. Lo sabes cuando, fruto de tu ignorancia, confundes a un dinosaurio cualquiera con el T-Rex y el Mayor, muy digno, te corrige: “éste no es el T-Rex porque tiene tres dedos en las manos. El T-Rex sólo tenía dos”. Entonces te fijas y no te queda más remedio que darle la razón.

Además de todo esto, nosotros fuimos a dos espectáculos. El primero es de focas y osos marinos. El segundo es de aves rapaces, aunque también exhiben loros y cacatúas. Ambos son el mismo recinto. Os lo digo porque nosotros dimos un montón de vueltas pensando que eran en sitios distintos y a poco no llegamos. Porque una vez empezado, no se puede entrar al recinto.

CONTRAS:

  1. Como pilléis un día de calor o un día de lluvia, vais apañados. Hay pocos sitios donde resguardarse pues la mayoría de animales están al aire libre. Lógico, por otra parte.

  2. La zona de los dinosaurios es, para mí, un poco sosa. Se reduce a muñecos a lo largo de un camino. Aunque son a tamaño real y tienen una leyenda que te cuenta qué dinosaurio es y sus características. Algunos están bastante escondidos entre la vegetación y son difíciles de ver.

  3. Cierran a las siete de la tarde los fines de semana (a las cinco entre semana). Aunque no es muy grande, no conviene embobarse.

  4. Las tarifas de entrada al parque las podéis ver aquí. Yo sólo mencionaré que la entrada infantil sólo abarca desde los 3 hasta los 7 años (ambos incluidos).

  5. El parque tiene aparcamiento. Nosotros dejamos el coche ahí el día entero y nos costó unos 5 €. Hay que pagar este importe en las mismas taquilla del parque, antes de salir del todo. Si se os olvida, os va a tocar volver una vez dentro del coche.

PROS:

  1. Todo está muy bien indicado, distribuido por zonas: el bosque templado, el bosque tropical (con tormenta incluida), los polos, territorio australiano…

  2. Las entradas se pueden comprar a través de Internet y con varios días de antelación.

  3. Puedes pasar comida. Al menos a nosotros ni nos registraron la mochila ni nos preguntaron si llevábamos algo (como en el Parque Warner).

  4. Si os animáis a comer en el parque, hay un restaurante a la carta y otro de comida rápida (hamburguesas, perritos…) donde también hay microondas para calentar la comida de los bebés. A parte de distintos puestos de helados y bebidas.

  5. En este parque se pueden celebrar eventos familiares, como un cumpleaños o incluso una boda O_O.

  6. Tienen descuentos para familias numerosas y los menores de 3 años entran gratis.

Si a vosotros o a vuestros hijos les gustan los animales, creo que Faunia os va a gustar a toda la familia. A nosotros nos encantó y seguro que volveremos más adelante. Recordad que si queréis ver a los dinosaurios, aún estáis a tiempo. Estarán en Faunia hasta finales de septiembre.

¿Habéis ido vosotros a Faunia? ¿Qué tal la experiencia? Decidme qué es lo que más os gustó y qué lo que menos. Contadme también vuestros pros y vuestros contras. Ya sabéis, como siempre, en los comentarios 😉

7 thoughts on “… de Faunia

  1. Que genial ir con niños a cualquier lugar donde disfruten viendo animales! Faunia me pilla lejos, pero estuve con mis hijos en todos los que pude, mi hijo es todo un experto en dinosaurios y todo tipo de animales (se los conoce todos) nos vemos todos los documentales, y vídeos es la estantería de animales los que quieras (vistos y revistos) pero déjame que cuente algo que si no reviento…en toys-rus le tuve que comprar casita para ver como viven las hormigas caza mariposas, jaulitas para grillos para ranas, me a metido en casa serpientes sapos asta ranas en la bañera, gusanos de seda, pase unos años en casa de susto en susto y gritando…aaaaa un bichoooooo Albertoooooooo saca esto de aquiiiiiiii, pero era tan feliz el tío que me lo aguante todo. Ahora te toca a ti…yo este ya lo tengo relajao. Que bonito recordar! gracias

    Besos

    1. Nosotros tenemos un par de documentales de dinosaurios y del fondo del mar. ¡Me quedo embobada mirando hasta yo! Jejeje…
      Pues yo de momento voy tirando con peces, caracoles y algún saltamontes… pero espero no llegar a tanto como tú… ¡por las serpientes no paso! Veremos a ver si no tengo que tragarme mis palabras… ¡glup!
      Gracias a ti, Faly 😉
      Besotes.

    1. Pues al cocodrilo ni idea porque nos pillaba mal de hora, pero si vamos otra vez intentaremos ir (mis hijos se quedaron con ganas) y te lo cuento.
      Faunia sí que te pilla algo lejos, pero mira a ver los zoos que haya por tu zona, todo con tal de que vean animales. Y, bueno, con el estreno de Parque Jurásico IV seguro que dentro de poco nos hartamos de dinosaurios 😉
      Besotes.

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.