… de hacer pan y pizza en casa

Panecillos

Cuando escribí la entrada contando que estaba en plena operación “perder los kilos de los embarazos sí o casi sí”, os mencioné que prefería hacer pizza en casa que comprarla hecha o pedirla a domicilio. Una de las razones es que me parece que la hecha en casa es más sana y, además, puedo hacerla a nuestro gusto (más o menos como pasa con el puré del Peque).

El caso es que me resistía a publicar la entrada de hoy porque estaba esperando a ver si 1 madre in Italy se animaba a publicarla en sus Recetas apañadas, pero viendo que no, me lanzo yo. Que ya te vale, guapa, que mucha receta italiana y no hayas publicado una de pizza :-P, jajaja…

Pues la receta de la masa de pizza que os traigo hoy la he sacado del genial Jamie Oliver (libro La cocina de Jamie Oliver. Recetas frescas de un joven chef). Como no soy mala y, aunque me consta que todos manejáis el inglés a la perfección, voy a dejaros la receta en español.

Ingredientes:

  • 25 g de levadura fresca de panadero o 3 sobres de levadura seca de panadero (creo haber hecho bien la proporción, pero generalmente en los sobres pone a cuándo equivalen de la fresca).

  • ¼ de taza de miel o azúcar (yo prefiero la miel).

  • 600 ml de agua templada (fría no vale).

  • 500 g de harina de fuerza.

  • 500 g de harina blanca (o integral).

  • 1 cucharada de sal.

  • Opcional: hierbas, especias, semillas…

Preparación:

  • Disolver la levadura y la miel/azúcar en la mitad del agua (recordad: tiene que estar templada).

  • En un cuenco, mezclar las dos harinas con la sal. Hacer un agujero en el medio a modo de volcán.

  • Echar poco a poco el agua e ir mezclando con la harina.

  • Después, añadir el resto del agua también muy poco a poco (podéis necesitar más agua o menos, por eso hay que ir poco a poco). Si vais a hacer pan de semillas o especias, éste es el momento de añadirlas.

  • Amasarlo todo 5 minutos. La masa resultante ha de ser elástica y algo pegajosa (pero no mucho).

    Todos los pasos anteriores se pueden hacer con el accesorio triturador de las batidoras eléctricas o en un robot de cocina.

  • Enharinaros las manos y la superficie de trabajo . Volcar la masa y darle forma redondeada.

  • Dejar reposar la masa. Debe levar y multiplicar su volumen inicial por dos.

  • Una vez doblado su volumen, volver a amasarla y darle la forma deseada (panecillos, barra, pizza…).

  • Colocar en la bandeja del horno y dejar levar de nuevo. Si es para pizza, con 20 minutos es suficiente. Si es para pan, hay que esperar que suba algo más para que la miga esté esponjosa.

  • Hornear a 200-220º C (según vuestro horno) unos 20-30 minutos (los panecillos menos tiempo). Si es pizza, poner los ingredientes y hornear igual.

CONTRAS:

  1. Hay que esperar. El tiempo de levado es imprescindible. Si no, os quedará una piedra con sabor a pan.

  2. Si os animáis a hacer el pan, es posible que no os salga bien a la primera. A mí me costó algunos intentos.

  3. Si os pasa el contra 2, teniendo en cuenta que éste no es un blog de recetas ni yo soy panadera o similar, es posible que no pueda solucionaros las dudas. Sin embargo, como ya digo que me costó varios intentos que me saliera bien, no dudéis en preguntarme si queréis. Intentaré ayudaros en todo lo que pueda.

PROS:

  1. Se puede hacer con los niños. A los míos les encanta sobre todo la parte de amasar con las manos y el rodillo.

  2. Para hacerla no es necesario usar masa madre ni nada parecido.

  3. Sirve tanto para hacer pizza como pan.

  4. Como la masa la hacéis vosotros, podéis optar por hacer mini pizzas de varios tipos en vez de una más grande de un solo tipo. Además, las mini pizzas son ideales para los niños, que suelen apañarse mal con las raciones de las pizzas grandes. Y, si hacéis pan, también podéis hacer pancecillos variados en vez de un pan grande. ¡A vuestro gusto!

  5. Podéis añadir a la masa semillas o ajo para hacerla de otra manera. En casa hemos probado a hacer el pan de ajo y está de rechupete. Y a los Trastos les encanta el de semillas.

  6. Puede hacerse una versión integral sustituyendo la harina blanca normal por una integral.

  7. Se puede congelar y usar otro día. Si congeláis la masa, os recomiendo que lo hagáis antes del segundo levado, aunque a mí lo que mejor me funciona es seguir todos los pasos y hornear sólo la mitad del tiempo. Una vez fría la masa medio horneada, se congela. Cuando la vayáis a comer, se mete directamente del congelador al horno y termináis de hornearla.

  8. Aquí os pongo la receta original con las cantidades originales, pero se puede hacer menos. Simplemente dividís todos los ingredientes por el mismo número.

  9. Sale igual con levadura fresca que con la seca (siempre y cuando ambas sean de panadería). En los sobres de la seca pone a cuánto equivale de la fresca.

  10. No me digáis que hace calor en verano para encender el horno. Sí, efectivamente es así, pero, por contra, los tiempos de levado se reducen considerablemente. Además, no hace falta que estéis en la cocina mientras se hornea :).

Pizza casera.No dejéis de probar esta receta. Luego os pasáis y me decís qué tal os ha salido ;). Para que os entren ganas, aquí os dejo la pizza hecha con esta masa que nos zampamos el otro día.

 

13 thoughts on “… de hacer pan y pizza en casa

    1. Lo gorda o fina de la masa depende de cuánto la estires antes de hornearla. A mí hay eches que me sale fina y crujiente y otras más ancha y esponjosa…
      Me paso ahora mismo por tu blog a ver tu receta 😉
      Besotes.

  1. Hola Arusca, Eso tiene una pinta que no veas, en una terraza y con cerveza bien fresquita
    La mejor forma de alimentar a los leones y sabiendo lo que comen! eso si para ellos zumo, la cerveza para ti y el tripadre (oyes niña prueba a hacer pizza al tatcho, receta argentina, se pre-cocina la base y base fina, al horno con su tomate y orégano, se sofríe cebolla sin dorar, la mitad de tiempo de lo que sueles hacer , sacas la base le pones la cebolla y le espolvoreas sal maldon y la vuelves al horno para que se haga. jo que buena que esta ¡a esta va sin queso!
    El verano es ideal para hacer recetas con los niños, algo que siempre practique con los míos, esos recuerdos no tienen precio cuando se hacen mayores.
    Ves porque te leo! me haces recordar y sonrreir .
    Sigo sin recibir tus entradas a pesar que siempre me vuelvo a marcar para recibirlas.
    No importa yo entro y cotilleo.
    besos

    1. Encantada de que me leas, pero más aún de sacarte una sonrisilla 🙂
      Oye, ese relleno para la pizza parece riquísimo. Un día pienso probar a ver si está tan bueno como parece, aunque seguro que sí 🙂
      A í me encanta meterme en la cocina con los Trastos, aunque ahora mismo la paciencia no es lo suyo… Sin embargo, les atrae mucho eso de hacer de comer. Muchas veces son ellos quienes me piden hacer pan o galletas ¡y yo no sé negarme! 😀
      No sé por qué no te llegan las entradas por correo… Acabo de mirarlo y apareces como suscrita… Avísame si te sigue pasando… 🙁
      ¡Besotes!

  2. Ala vaya pintaza! mujer que es que yo con las masas tengo pánico después de un intento de masa de hojaldre en casa que acabó en tragedia, desde entonces se encarga de hacerlas el pariento. Y bueno si te digo la verdad la masa de la pizza aquí es buenísima, cuando localizas un par de buenas pizzerías de confianza no hay mejor sitio para comerlas porque por encima la hacen con horno de leña. Pero vamos que a mi me encanta ponerme en casa y ya e doy la receta al pariento para que pruebe. Un besazo!

    1. Es que el hojaldre es ya para cocineras muy experimentadas, para empezar no elegiste una masa sencilla precisamente 😛
      Recuerdo cuando estuve en Italia lo ricas que estaban las pizzas y la pasta, no me extraña que haya pizzerías de confianza. En cualquier caso, si tu pariento se anima, ya me contarás qué tal 😀
      ¡Besotes!

  3. Nosotros hacemos una masa parecida para las pizzas, pero sin miel. Vamos a probar este fin de semana a ver qué tal con un toque de miel. Y la próxima semana toca probar la masa de Joan Petit 😀

    1. La miel o el azúcar es para alimentar a la levadura. En realidad, lo mismo da una u otra. Pero, no sé decirte por qué, yo la hago con miel…
      Pues ya me dirás si os gusta, la del Papá de Joan Petit ya me la he apuntado yo también, jejeje… 😉
      Besotes.

  4. Luego no nos vengas con la operación bikini si pones estas delicatessen! Me encanta el pan, y me encanta la pizza, pero de ahí a hacer la masa… uf, me entran sudores fríos. Le pasaré la receta a las cocinillas de la familia 😀

    1. Jajaja… Es que si vamos a comer pizza en casa, prefiero hacer la masa yo porque puedo hacerla integral para no abusar, jajaja…
      Y con el pan, puedes darle el toque que más te guste (semillas, ajos, integral, etc.). Así qué más de lo mismo 🙂
      Si el cocinillas se anima, ya me dirás si triunfó o no 😀
      ¡Besotes!

  5. Yo también prefiero las artesanas. Me encanta hacer la masa y ponerle lo que a mi me dé la gana sin cortarme un pelo jejeje.
    Antes hacía panes de ensueño pero desde que tengo a la enana y el trabajo…el contra del tiempo de levado…es un contra que me está haciendo olvidarme de la magia del pan 🙁
    Por suerte la pizza es más fácil y aquí dos veces al mes cae SEGURO 🙂

    1. Las artesanas tienen su propio encanto, ¿verdad?
      Lástima lo del pan, pero verás como dentro de nada vuelves a hacerlos… Qué bien suena lo de “panes de ensueño” 🙂
      Nosotros cada vez la hacemos más y también cae un par de veces al mes, jejeje…
      ¡Besotes!

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.