Carta abierta a mi bebé

Carta abierta a mi bebé

Queridísimo Peque:

Esta semana hace ya un año que tú y yo dejamos de ser uno para ser cinco. Una familia. Un año de sonrisas y risas, de olor a leche y a purés, de lágrimas y besos y, sobre todo, de mucho amor.

En estos días, hace un año ya que tuviste que nacer para salvarnos a los dos. No era tu momento. Yo aún no estaba preparada. Recuerdo la cena de aquella noche. Recuerdo la bolsa a medio preparar. Recuerdo la sangre y el miedo. No miedo por mí, sino por ti. Aquellos minutos que parecían horas. Aquella carrera al hospital temiéndome lo peor. Y papá pensando que nos perdía a los dos.

Recuerdo las horas separados, sin saber qué habría sido de ti. Sin saber qué iba a ser de mí. La soledad, el frío y el reloj de la pared del fondo. Todo parece un mal sueño. Una pesadilla que volvería a repetir, sin duda, por volver a vivir el momento de tenerte entre mis brazos, al fin.

Te costó nacer, arrancado de mis entrañas. Me costó mantenerme consciente, presa del terror a no saber. No saber si estarías bien, si serías un bebé sano, si sería capaz de cuidarte. Temores que desaparecieron nada más verte, nada más abrazarte, nada más olerte, nada más besarte. Por fin juntos. Todo había salido bien.

Has crecido. Tus dientes ya asoman cuando sonríes. Empiezas a jugar con tus hermanos, dentro de poco serás uno más. Tu curiosidad no deja de asombrarme. Otra vez, miro el mundo con nuevos ojos. Intentas andar pero te caes. Ahí estamos papá y yo para ayudarte a levantarte, y tú listo para intentarlo de nuevo. Así ha de ser. Te miro embobada. Aún no me creo que hayas estado dentro de mí. No me creo que sea la madre de un bebé tan hermoso, tan lleno de vida, tan feliz. Se te alegra el alma cuando me ves aparecer. Tú y yo nos debemos la vida.

Desde aquí, en tu primer año de vida, en nuestro primer año juntos, quiero darte las gracias por estos meses a tu lado. Todo, absolutamente todo, ha merecido la pena. Merece la pena. No me arrepiento de nada. ¿Cómo podría si mirándote me pierdo en tu mirada? ¿Cómo podría si al besarte siento que no hay amor en el mundo más grande ni más puro? ¿Cómo podría si en cada abrazo te doy mi vida?

Feliz, muy feliz cumpleaños, Peque.

30 thoughts on “Carta abierta a mi bebé

  1. Precioso cuando leo compromisos de amor eternos! Enhorabuena familia por todo lo soñado, lo vivido y el camino que se abre ante vosotros!
    Feliz semana!

  2. Qué bonita foto y qué bonita historia. Algún día nos contarás más detalles?? sabes lo cotilla que soy, que le vamos hacer.

    Un besazo y a disfrutar de tu pelota nº3 el máximo

  3. ¡Decir que lo que has escrito es hermoso se queda corto! Feliz cumpleaños a tu pequeño tesoro. No me había fijado que no habías puesto contras y pros, pero no me sorprende, ¡hasta los contras se vuelven pros cuando por fin lo tienes en tus brazos y podéis marchar juntos a casa! Un besazo para ti y un besito para Peque:-)

    1. La verdad es que está escrito con mucho sentimiento. Fueron unas horas muy angustiosas, pero al final todo salió bien y eso es lo único que me importa. Todo lo demás se quedó en pura anécdota.
      Muchas gracias, ¡un besote gordo!

  4. Madre mía…emocionada me tienes. Y a mi bichita, en cuanto se levante mañana, le suelto una retahíla del estilo, a mi manera, que igual no le digo lo suficiente cuánto la quiero y el vuelco tan feliz que ha dado a mi vida. Gracias por esta demostración de amor, que me ha servido como recordatorio, inspiración y para admirarte un poquito más si cabe. MUAK

    1. Me ha encantado tu comentario, como siempre, me sacas los colores, Eva 🙂
      Dile a tu bichita lo mucho que la quieres, aunque te digan pesada, y cómetela a besos, que luego crecen y no se dejan, jejeje…
      ¡Un besote enorme!

  5. ay! y yo porque no me enteré de esto ayer! felicidades pequeñín! como mola el mes de abril jejeje aunque su llegada al mundo fue dificililla (ya sabes que te entiendo) todos los momentos han valido la pena para tu mamá, un besote guapetón!

    1. Jajaja… más vale tarde que nunca 😀
      Su llegada al mundo no tuvo nada que ver con lo que yo me esperaba, pero para mí todo ha valido la pena. ¡No hay más que verle!
      Un besote, francespaliana 😉

  6. Qué precioso!!!!!!!! Mi hijo pequeño nació prematuro y me he identificado mucho, el miedo a que le pase algo, esa horrible separación…al final merece la pena para estar con ellos. Un besín.

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.