… de hacer salmón en el microondas (cocina fácil para una persona o para dos)

cocina fácil para una persona, salmón en el microondas

Hace tiempo que no vengo con una receta que no sea dulce, así que hoy os voy a contar cómo hago yo el salmón en el microondas. Es cocina fácil para uno o para dos. El salmón se puede sustituir por merluza, dorada, lubina… Y, si no sois muy pescaderos, podéis hacerlo con un muslo de pollo. Lo mejor de la receta: que no mancha, se cocina en el microondas en el mismo plato en el que os lo vais a comer 😉

Seguir leyendo

… de la cera depilatoria de Mercadona

Cera para depilar de Mercadona

Una de las cosas que me dijisteis cuando os pregunté que qué os gustaría ver más por el blog fue cosas de belleza. Bueno, pues haciéndoos caso, hoy me descuelgo con mi opinión sobre la cera para depilar que vende Mercadona.

Estoy segura de que algún día (que cada día veo más lejano, todo sea dicho) conseguiré hacerme la depilación láser y olvidarme, por fin, del vello corporal que tantos disgustos me da. Mientras ese día llega, mi fiel compañera en este tema tan peliagudo (no he podido evitar el chiste) es la máquina depiladora. Pero he de confesar que por unas cosas o por otras (el Peque, la falta de tiempo, que el veranillo este año ha venido más calmado…), a mediados de junio aún andaba yo con el disfraz de oso. Lo que significa muchos pelos y muy largos. Vamos, para hacerme trencitas si hubiera querido.

Como a mi máquina le tengo cariño, decidí que tan ardua tarea sería para la cera. En mi juventud probé la espuma o crema de depilar Veet y, aunque hace su trabajo (eliminar el vello), mi pelo vuelve a salir lustroso en cuestión de tres días. Vamos, que eso que anuncian de que dura hasta 4 semanas, en mi caso, es un simple reclamo publicitario. También he probado las bandas de cera fría, pero no me quita todo lo bien que debiera el pelo de las piernas. De la cuchilla de afeitar, por muy de diosas que sea, mejor no os hablo. A los cuatro días es mucho peor que la crema depilatoria y, además, me duele el vello cuando sale. Lo último que probé fue un roll-on depilatorio que creo que fue inventado por el mismo diablo, pues al aplicarlo era como si me estuviera arrancando el pelo y luego había que dar el tirón con la banda de rigor, así que sufrí por partida doble. Un desastre depilatorio donde los haya.

Ya sólo me quedaba por probar la cera de depilar. Pero a ésta le tenía un poco de pavor. Corría el año pum, yo era una jovencita despreocupada con novio pero sin niños ni casa propia. Trabajaba en mi primer trabajo durante las tardes mientras iba a la universidad por las mañanas. Un día de verano, llegó al trabajo una compañera con ambas piernas vendadas y con muletas. Todos pensamos que habría tenido un accidente. El accidente fue calentar demasiado la cera depilatoria en el microondas y, al sacarla, se la tiró encima. Tenía quemaduras en las dos piernas. Afortunadamente no eran muy graves, pero sí bastante molestas y aparatosas. Y ahí le cogí yo respeto a la crema depilatoria.

Llevo con este bote en casa desde principios de mayo y el pasado lunes me atreví a usarlo. Aunque no ha acabado con todos mis malos pelos de las piernas, ha hecho un buen trabajo, lo que me permite poder ponerme pantalón corto e ir a la piscina.

CONTRAS:

  1. Con un bote sólo he podido depilarme medias piernas, de rodillas para abajo. Hubiera podido depilarme también las ingles de no haber sido por el siguiente contra.

  2. Las bandas eran escasas. No me dio ni para las ingles ni, si hubiera querido, para los muslos de las piernas o axilas. Es más, tuve que usar las que me quedaron del fatídico roll-on.

  3. Era la primera vez que usaba este tipo de cera y creo que usé demasiada. Por poca que quise extender, las bandas acaban con pegotes llenos de pelos.

  4. El palito de madera para extender la cera, al final, cuando ésta ya se estaba enfriando, se rompió. Me diréis que podría haberla calentado un poquito más, pero os recuerdo que la imagen de las piernas vendadas de mi ex compañera de trabajo estaba muy presente en mi cabeza.

PROS:

  1. Tiene muy buen olor. Alguna vez he ido a peluquerías a depilarme con cera (por ejemplo, en los dos primeros embarazos) y recuerdo peor olor. Puede que tenga algo que ver con el sentido del olfato durante la gestación, ahora que lo pienso…

  2. Pone la cajita que los restos se quitan fácilmente con agua y es verdad.

  3. Aunque de manera habitual seguiré usando la maquinilla de depilar, creo que la cera me vendrá muy bien si vuelvo a dejarme melena piernil.

  4. Seguí las indicaciones al pie de la letra y no me quemé en absoluto.

Insisto en que es la primera vez que probaba este tipo de cera y la que vende Mercadona es la primera que uso, no puedo compararla con la de otras marcas. Y desde este desconocimiento de la competencia, os he contado mi opinión. ¿La habéis usado? ¿Coincidís en mis pros y en mis contras?