… de mi lista de deseos para el Día de la Madre

Lista de regalos para el Día de la Madre. Ideas de regalos

Estos días, Internet se llena de manualidades para el Día de la Madre. Como yo soy madre, la verdad es que paso de hacer con mis Trastos un regalo para mí misma, jejeje… He preferido, en cambio, hacer una lista de deseos para el Día de la Madre, regalos que no me importaría recibir ese día. Seguro que coincidimos en más de uno 😉

1. Una pulsera

Quizás tú prefieras un anillo o unos pendientes, pero a mí me haría mucha ilusión una pulsera. Y es que tengo una relación un tanto extraña con ellas. Me encantan, pero no llevo. No es que no me guste llevarlas, es que siempre se me acaban rompiendo.

Además, aunque ahora mismo verás muchos sitios donde te hacen pulseras personalizas con aquello de “mamá” y cosas así, yo he visto esta que me tiene encandilada. Es sencilla, no muy cara y ¡preciosa!

2. Escapada para dos

Hace un par de años, Papá³ y yo canjeamos un regalo de Reyes para pasar un fin de semana juntos. Sé que esto no es exactamente un regalo para mí, sino para nosotros dos, pero aquella vez nos sentó de maravilla, por lo que lo aceptaría como regalo para el Día de la Madre sin pensármelo.

3. Colección de DVD

En concreto, estos meses de invierno he vuelto a ver Se ha escrito un crimen. Lo emiten en la tele por las tardes, así que me los voy grabando y viendo cuando tengo tiempo. Recuerdo que veía esta serie cuando era pequeña. Ahora es curioso ver cómo ha cambiado el ritmo. Se ha escrito un crimen es una serie tranquila donde la mitad del tiempo se dedica a presentar los personajes y la situación y el misterio no se resuelve hasta casi el final. Ríete si quieres, pero he comprobado que me relaja. Tiene ese regusto a las cosas pausadas de antes. ¿Me estaré volviendo loca?

El problema es que sus trece temporadas (si no recuerdo mal) valen más de 100 €, así que no cuento con ello. Pero sería un gran regalo 🙂

4. Ramo o plantas

Un regalo muy socorrido para el Día de la Madre es el típico ramo de flores. A mí me encantan las flores, la verdad. Pero me gustan más las plantas que dan flores. Me relaja cuidarlas y mirarlas, sin que, al cabo de una semana, se marchiten.

Y, ya puesta en el tema de la jardinería, también me gustaría un mueble de esos para hacer tu propio huerto urbano. Aunque, con todas las macetas que ya tengo en la terraza no sé si habrá espacio para uno de estos…

5. Sesión de spa o bombas para el baño

Para el tema de la relajación, creo que también estaría bien una sesión de spa, aunque yo creo que, para que estas cosas hagan realmente efecto, habría que ir una vez cada una o dos semanas. Así que lo descarto, pero quizás una buena alternativa serían las bombas para el baño, unas que relajen de verdad y que no ensucien la bañera (que luego sales relajada pero te estresas otra vez limpiando).

Sin embargo, como ya dije en Instagram, tengo un problema: no quepo en la bañera. Así que las piernas y el pecho se me suelen quedar fuera del agua, con lo que siempre acabo pasando frío. Por esa razón hace años que no me doy un baño.

6. Grabador de discos para el ordenador

Dicen que los regalos, para que sean buenos, no deben ser algo que necesites. Pero si hay algo que necesitaría es un grabador de discos para mi portátil. Como ahora los hacen muy estrechos y ligeros, el mío no tiene grabador. Y, como me gusta hacer vídeos familiares, acabo teniendo que armar un lío para poder grabarlos en un DVD.

7. Curso

Otra cosa que me gustaría sería un curso. Hace unos años me hubiera gustado hacer uno de repostería o de pan. Pero ahora creo que uno de fotografía o incluso de costura para aprender a usar la máquina de coser me gustaría más.

8. Libros

Siempre me ha gustado leer. Sin embargo, desde que soy madre pocos libros caen en mis manos que no sean cuentos para niños. Ni siquiera sé qué libros se venden hoy en día fuera del mundo de la maternidad y la crianza. Aunque claro, el regalo del libro tendría que venir acompañado por tiempo para poder leer sin interrupciones del tipo “¡mamáaaaaaaaaaaaaaaaa!”. Misión imposible, me temo…

9. Sesión de fotos en familia

Es cierto que ya hicimos una, pero el Peque era por entonces un bebé. Ahora ya ha crecido, bueno, ¡todos han crecido! Y, aprovechando la primavera, me gustaría hacer una sesión familiar en el parque. Aunque, como mi estación favorita es el otoño, no tendría inconveniente en esperar a octubre para canjear este regalo 🙂

10. Reinicio

Pero, si me pongo seria y escucho a mi corazón, lo que realmente quiero, lo que de verdad necesito y lo que de verdad me haría feliz sería un reinicio, un nuevo comienzo. Y creo que es algo que necesitamos todos en esta casa, ya sea como familia, como pareja y como individuos. El año pasado ya estuvimos a punto, tal como les conté a las suscriptoras del boletín mensual, pero al final aquello se quedó parado. Sin embargo, desde entonces ando soñando con ello y, la verdad, no podría venir en mejor momento que ahora.

CONTRAS:

  1. Soy consciente de que el último regalo no depende de mí ni de la buena voluntad de Papá³. Así que nos toca esperar y darle tiempo al tiempo.

PROS:

  1. Cualquiera de estos 10 regalos para el Día de la Madre me haría muy feliz, pero soy consciente de que el mayor regalo de todos ya lo disfruto día a día: es la familia que he formado junto a Papá³. La verdad, no me hace falta más.

¿Qué te gustaría que te regalaran a ti el Día de la Madre?


¿Te apuntas al boletín mensual?

Recibe un resumen de las entradas y ¡un regalo cada mes!

Guardar

Guardar

Guardar

4 Comments

  1. Me encantan todas tus propuestas de regalo! La pulsera, con el detallito azul, es preciosa… una planta… una escapadita… Me pasa un poco como a ti… a todos los regalos les veo un pro y un pero… Un libro me encantaría, pero como a ti me falta el tiempo para leerlo, en mi bañera tampoco quepo bien… Sesión de fotos… no nos hemos hecho nunca una! Me encantaría.
    Ahora… o del grabador de dvd lo dejo para ti 😉
    Un abrazo y gracias por el post!

    Reply

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)