… del juego del cubo de San Valentín (imprimible)

Juego del cubo de San Valentín. Descargable e imprimible gratis

Apenas le hemos dicho adiós a enero y ya casi estamos en la mitad de febrero. ¿Y eso qué significa? Corazoncitos, amor, besitos por doquier… En definitiva, se acerca San Valentín. Y para que lo vayas celebrando, hoy te traigo un imprimible gratis: un divertido juego del cubo de San Valentín.

Los peques siempre hacen alguna manualidad en el colegio o traen algo parecido a casa, ¿verdad? Este juego también es un poco manualidad porque, una vez descargado en este enlace e impreso, hay que recortar y pegar. No sé a tu peque, pero a los míos les encanta coger la tijera y el pegamento.

El juego del cubo de San Valentín

Es muy fácil, se recorta el cubo incluidas las solapas y luego, mediante estas mismas solapas, se va cerrando y pegando el cubo. Un consejo: antes de ponerte a pegar, dobla cada cara del cubo; así te será más fácil ir cerrándolo.

Para jugar, se tira el cubo y se hace lo que salga. ¿Que sale “Besos”? Pues a dar besos. ¿Salió “Cosquillas”? A hacer cosquillas se ha dicho. ¿Un “Te quiero”? Pues todo el mundo a decirse cuánto se quieren. Muy fácil y muy entretenido de jugar, ¿verdad?

Juego del cubo de San Valentín. Descargable e imprimible gratis

Clica en la imagen para descargar

CONTRAS:

  1. Pegar un cubo puede ser algo laborioso, pero con paciencia sale seguro. Y, si no sale a la primera, imprímete el descargable de nuevo. ¡No hay límite!

  2. Me consta que si tu peque es pequeño, quizás aún no sepa leer. Así que, para jugar, es mejor que haya un adulto o un hermano, primo o amigo mayor que sí sepa leer.

  3. Se trata de un juego, por lo que es muy importante no forzar a nadie. No se trata de obligar a dar besos y abrazos por obligación, sino de pasar un rato divertido. Si en algún momento alguien no quiere abrazar a otro jugador o simplemente decide dejar de jugar, hay que respetar su decisión.

PROS:

  1. El juego puede durar todo lo que se quiera. Mientras quienes jueguen se lo estén pasando bien, no hay por qué parar el juego.

  2. El juego es muy sencillo, sin apenas reglas (salvo el contra número 3). Los niños pillan enseguida cómo funciona.

  3. He hecho este cubo pensando en jugar con los peques. Pero según estoy escribiendo, se me ha venido a la cabeza que ¡también puede usarse en pareja! Bueno, yo dejo la idea aquí. Como quieras y con quien quieras usar este cubo de San Valentín ya es cosa tuya, golosona 😉

¿En casa hacéis algo especial por San Valentín (manualidades, juegos, excursiones…)?


¿Te apuntas al boletín mensual?

Recibe un resumen de las entradas y ¡un regalo cada mes!

Guardar

Guardar

Guardar

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)