… de hacer alitas pringosas (receta)

Receta de alitas pringosas

Hoy vengo con una cena de esas que solo hay que hacer de vez en cuando. Creo que no hay que abusar de esta receta, pero va perfectamente para darse un capricho. Gustan a mayores y pequeños y puedes hacerlas hasta picantes si os gusta en casa. ¿Quieres aprender a hacer alitas pringosas?

Este verano, mis Trastos veían en la tele unos dibujos donde los protagonistas se pasaban casi todos los capítulos hablando o comiendo alitas pringosas. Y, como ya venía yo esperando, mis Tratos acabaron diciéndome que ellos también querían comer alitas pringosas. La verdad es que a los tres les gustan las alitas, pero suelo hacerlas al horno (ya te contaré esta otra receta). Así que un día me metí en la cocina dispuesta a hacerles esas alitas lo más parecidas posible a las de los dibujos.

Para que queden pringosas, hay que añadirles un poco de miel y ketchup. No puedo poner aquí la receta original porque es un compendio de varias que vi en Internet (algunas de ellas incluso en inglés). La salsa de soja y la worcerstershire ayudan a darles a las alitas sabor, pero si no te gusta o no tienes en casa, tampoco es imprescindible. Igual pasa con la cebolla en polvo. Sin embargo, sí te aconsejo echarles ajo en polvo, que le da sabor pero que no pica.

El resultado fueron alitas pringosas y riquísimas a partes iguales. Pero, por aquello de hacerse en la sartén y llevar ketchup no suelo hacerlas muy a menudo. Aunque de vez en cuando resultan una cena espectacular.

Receta de alitas pringosas

Pincha en la imagen para descargar la receta

CONTRAS:

  1. Como decía, el ketchup. Especialmente porque nunca me ha dado por hacerlo y el que uso es comprado.

  2. Además van fritas. No en la freidora (donde corres el riesgo de que se acaben pegando entre sí), pero sí en la sartén. Así que al final, son una fritanga más.

PROS:

  1. La primera que hice estas alitas pringosas, no sabía qué nos íbamos a encontrar. Sabía que la mezcla de salsa de soja, miel y salsa worcestershire quedaba bien (me encanta en pescados como la merluza y en una pechuga de pollo troceada), pero eso de añadirle ketchup… Pues aunque parezca raro, el resultado final es espectacular.

  2. No he probado a hacerlo, pero supongo que las alitas se pueden dejar macerando con todos los ingredientes menos el ketchup, que solo se añadirá en la sartén cuando las alitas ya estén empezando a dorarse.

  3. Es una cena rápida porque las alitas (al estar ya partidas) no tardan mucho en hacerse en la sartén. Aunque, claro, también depende de la cantidad de alitas que vayas a cocinar.

¿Qué te ha parecido esta receta para hacer alitas pringosas? ¿Te animas a probarlas?


¿Te apuntas al boletín mensual?

Recibe un resumen de las entradas y ¡un regalo cada mes!

Guardar

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)