… del otoño

Contras y pros del otoño

Después de contarte mis pros y contras del verano y de la primavera, estaba deseando contarte mis contras y pros del otoño, mi estación preferida. No quiero convencerte de que sea la mejor estación de todas (que lo es 😀 ), pero, si te gusta tanto como a mí, ayúdame con la lista.

No sé muy bien por qué me gusta tanto la estación otoñal. A mucha gente le gusta la estación de su cumpleaños, pero a mí no. Me gusta tanto el otoño que fue la estación elegida para casarme con Papá³, a pesar de todos aquellos quienes nos insistieron en que no era época de bodas. A él le daba igual, la verdad, pero ya que se podía elegir, yo quería casarme en otoño. Y así lo hicimos. Hasta este punto llega mi gusto por esta estación.

CONTRAS:

  1. Los días empiezan a acortarse, lo que reduce las horas de estar fuera de casa. Cierto. Pero es que yo soy muy casera y, bueno, ya sabes, en ningún sitio como en casa.

  2. Hay que empezar a abrigarse. Y eso de ir cargada con el abrigo o la chaqueta a todas partes no me gusta mucho. Si ya empezamos a hablar de los abrigos de mis Trastos, mejor no te digo más. Sales a la calle bien abrigada, pero luego entras en cualquier sitio, con la calefacción a tope, y te sobra todo. A ver qué haces ahora con el abrigo.

  3. Empieza el curso. Y, si no es el curso, son proyectos nuevos. Y qué pereza me da empezar algo, aunque lo haga con toda la ilusión del mundo.

Contras y pros del otoño

PROS:

  1. Me encanta que haga frío para poder disfrutar del sol otoñal. Yo paso del calor asfixiante del verano y no me gusta tomar el sol en la toalla. Pero el sol de otoño es otra cosa, me apetece y reconforta más.

  2. Y, cuando no hace sol, sino que llueve, está nublado o incluso hay niebla, parece que se me cargan las pilas. Sí, salir con lluvia o conducir con niebla es desagradable. Pero, si consigo no salir ese rato, creo que hasta me pongo más contenta.

  3. Los colores del otoño son impresionantes. No tienen nada que envidiarles a los de la primavera. Esos rojos, marrones, amarillos y, sí, también verdes me apasionan.

  4. Poder pisar hojas secas y escuchar cómo crujen bajo mis pies. Algo que me ha encantado hacer desde pequeña. Sigo con el mismo gusto. Cuando voy por la calle siempre acabo metiéndome por donde más hojas secas hay en el suelo. Es superior a mí.

  5. La manga larga. La prefiero mil veces a la manga corta o los tirantes. Y si además puedo ponerme una rebeca encima, ya soy la más feliz del mundo.

  6. Peli, sofá y manta. Nada me gusta más que las tardes o noches en casa viendo una peli (de dibujos o no), en el sofá y arropadita con la manta.

  7. Lo bien que se duermo en otoño. Muy parecido a lo anterior, con la manta en la cama. En verano es imposible dormir a gusto con tanto calor hasta por la noche.

  8. En cuanto empieza el frío, a mí que me gusta cocinar, me empieza a apetecer meterme en la cocina y encender el horno. Cambio heladera por horno.

  9. No hay bichos. Al menos no tanto como en primavera y en verano. Se acabaron las hormigas, arañas y, especialmente, los mosquitos.

  10. El cambio de hora. No me gustan los cambios de hora, pero si tengo que elegir, prefiero este.

¿A ti también te gusta el otoño o lo aborreces? ¡Cuéntame algún contra o pro de esta época para ti!


¿Te apuntas al boletín mensual?

Recibe un resumen de las entradas y ¡un regalo cada mes!

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

2 Comments

    • Sí, hay gente que dice que los días tan cortos le deprimen. Pero a mí me pasa como a ti, me encantan los colores del otoño. Cuando los veo, me reconfortan 🙂

      Reply

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)