… de los tatuajes temporales para niños de TattooTatu

Tatuajes temporales para niños de Tattootatu

¿Alguna vez os ha tocado una calcomanía en una bolsa de patatas o similar? Mis hijos se vuelven locos cada vez que las ven y empiezan a pedirme incansablemente que les ponga esos tatuajes temporales. El primer problema suele ser que sólo viene uno por bolsa y el segundo, que me da cosa ponerles eso en la piel, por si les da alergia o les salen granitos.

Así que, por lo general, tiro por la calle de en medio y abro la bolsa a solas, rebusco la cacomanía y la tiro a la basura. Problema solucionado. A menos que haya otra bolsa de patatas cerca, con otro niño que la abra y encuentre el tatu y su madre o padre se lo ponga. Llamadme paranoica, pero creo que nada que venga en esas bolsas puede ser bueno. Vamos, al menos yo no me podría sombra de ojos que regalaran en una bolsa de patatas.

Las calcomanías de TattooTatu

Pero el otro día descubrí los tatuajes temporales para niños de TattooTatu y los tuve que probar. TattooTatu tuvo a bien mandarme unos cuantos a casa para ver qué me parecían. Entre mis Trastos y yo (más ellos que yo) elegimos un pack compuesto por el tiburón, el búho, una bandera pirata que brilla en la oscuridad, un balón de fútbol en llamas y un T-Rex. Nos vinieron 10 de cada uno en una bolsita perfectamente preparados, además de uno de regalo para cada uno de mis Tratos.

La colocación es súper fácil, la de toda la vida: se pone la calcomanía sobre la parte elegida, se humedece y se presiona unos 20 segundos. Después se retira con cuidado y se deja secar al aire. Ya está. El primer tatu se lo puse yo, pero el Mayor y el Mediano ya saben ponérselos solos.

La prueba de fuego (es un decir 😉 ) vino en la piscina. Recordaba las calcomanías de cuando yo era pequeña y no sabía si estos tatus aguantarían el baño de prácticamente dos horas ininterrumpidas que se dan mis hijos a diario. Pero lo soportaron perfectamente. Vamos, que seguían como recién puestos.

Quizás os estéis preguntando que, además de todo esto, si tienen algo especial estos tatus temporales. Pues sí, lo tienen: resulta que están catalogados como cosméticos, además de como juguetes. Esto significa que se los puedo poner tranquilamente a mis hijos. Ellos están súper contentos con sus tatus y yo súper tranquila.

CONTRAS:

  1. En la web hay tantos diseños que es muy difícil decidirse: hay orientales, con purpurina, los que brillan en la oscuridad, de animales, de flores, de deportes, de números y letras, tribales, de horóscopos, de fantasía… No exagero si digo que estuvimos como 20 minutos mirando y decidiendo qué tatuajes pedirnos.

PROS:

  1. La compra de estas calcomanías es muy fácil. Se pueden elegir individualmente pero también se puede comprar un pack que se puede personalizar con otros diseños que estén disponibles.

  2. Como he mencionado antes, los tatuajes temporales para niños de TattooTatu cumplen con la normativa vigente del Reglamento Europeo (EU) 1223/2009 como producto cosmético además de como juguete. Y también se rige por las Good Manufacturing Practices.

  3. Los materiales y tintas usados en las calcomanías han sido probados por laboratorios independientes y aprobados para su distribución como producto seguro para la salud.

  4. Al venir 10 tatuajes por diseño, funcionan muy bien en fiestas infantiles como cumpleaños. Vamos, si llego a tener los tatuajes del dinosaurio en el cumple del Mediano de hace un par de años, salimos todos con los tatuajes 😉

  5. Al haber tanta variedad, no sólo se los pueden poner los peques, también son para adultos.

¿Qué os han parecido estos tatuajes temporales para niños? ¿Los conocíais? ¿Soléis dejar que los peques se pongan los de las bolsas de patatas?

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)