… del truco de las plantillas del calzado

Truco zapatillas, zapatos, plantilla, calzado, niños, pie

Vamos hoy con una nueva serie de entradas que son, simplemente, algunos trucos míos de andar por casa. Las he pensado como post cortos, tanto en su explicación como en sus pros y sus contras. Primero porque no creo que necesiten extenderse mucho porque las fotos se explican por sí mismas (de hecho, al principio pensé en ponerlos en la página de Facebook del blog). Y, segundo, porque así le da algo de variedad a las entradas del blog.

El primer truco tiene que ver con cuando los niños están empezando a ponerse solos los zapatos y zapatillas. Ya sabéis, cuando se ponen la derecha en el pie izquierdo y al contrario. Si atina a ponerse la zapatilla en el pie que es, esto sólo se debe a la más pura casualidad 😉

Aunque hay pegatinas especiales para las plantillas que muestran qué pie va en cada zapato, yo opté por una opción más económica y más a mano. Le pinté en la plantilla una flecha indicando en pie en que tenía que ponérsela.

Se acabaron los “mamá, ¿esta zapatilla es de este pie?”. Un rápido vistazo a la suela y se van las dudas. El niño acaba bien calzado en un momento. Porque eso de tener puestas y abrochadas las zapatillas y entonces darse cuenta de que van cambiadas y quitárselas y empezar de nuevo es un rollo.

Al Mediano este truco³ le ha ido muy bien. Ya las distingue perfectamente aunque no haya flecha en la suela.

CONTRAS:

  1. Como hay que dibujar la flecha en la plantilla del calzado, este truco sólo sirve si dicha plantilla es de color claro o si, siendo oscura, tenéis un rotulador blanco o claro.

PROS:

  1. Se hace en un momento y sólo se necesita un rotulador o algo que pinte en la plantilla.

  2. No hace falta marcar todo el calzado, con marcar sólo un par (preferiblemente el que más se ponga) es suficiente para que empiecen a distinguir un lado del otro, incluso en el resto de zapatillas y zapatos.

  3. Si el niño es aún pequeño para flechas o si la zapatilla se presta a ello, con pinturas o rotuladores especiales para tela (¿recordáis la entrada sobre las camisetas pintadas?), se puede decorar cada zapatilla. Es lo que le hice al Peque con las zapatillas de andar por casa. La derecha tiene pintado un sol y la izquierda, una nube. Así sabe que el sol siempre va a un lado y que la nube va al otro. Por cierto, esto también sirve para diferenciar las zapatillas de cada niño si habéis comprado los pares iguales. En nuestro caso, les ayuda a diferenciar cuál es el par del Peque y cuál el del Mediano.

¿Qué os ha parecido? ¿Cuál es vuestro truco para ayudarles a saber qué zapatilla va en cada pie?

4 Comments

  1. Oye, ¿y no te destiñe la tinta del rotulador en el calcetín? Es que yo ya tengo problemas incluso con el propio interior de muchos zapatos, que yo no sé cómo los fabrican pero que como use un calcetín claro con un interior de zapato oscuro se me queda todo churretoso.

    Reply
    • Yo usé rotulador permanente y, tras varios meses usando estas zapatillas con las flechas, nunca ha pasado al calcetín (la mayoría blancos). Ni siquiera al pie alguna vez que se le ha olvidado ponerse el calcetín.
      Pinté las flechas y dejé secar. También las lavé después. Como a mí no me ha pasado, la verdad es que no había caído en un posible desteñido…
      Besotes.

      Reply
  2. mi hijo mayor (cuando estaba en esta etapa) se buscó su propio truco y era por la forma de la puntera “mamá, lo gordo para dentro y lo estrecho para fuera” y se entendía él pero.. no fallaba nunca… ahora está él enseñándole a la hermana… no nos dejan meter baza.. jejejeje.. pero les diré lo del rotulador a ver si quieren 😉

    Reply
    • Oye, pues mientras ellos mismos se aclaren, lo demás sobra, jejejeje… Ahora a ver si la peque se aclara con las indicaciones de su hermano y, si no, pues sacas el rotulador 😉
      ¡Besotes!

      Reply

¿Tienes algún contra o pro más? ¡Cuéntamelo! :)